Correas: "Bardem, telonero de Greta, no pudo reprimir las ganas de politizar el discurso"

Greta Thunberg ha liderado la Marcha por el Clima,  en una cumbre que finaliza el 13 de diciembre

Ángel Correas

Ángel Correas

Presentador de 'La Mañana Fin de Semana' y 'Mediodía COPE Fin de Semana'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:24

Audio

Escucha el monólogo de Ángel Correas en 'La Mañana Fin de Semana'

Ecuador de la Cumbre del Clima de Madrid. Miles de personas se echaron ayer a la calle para protestar contra el cambio climático en una manifestación por el centro de la capital de España. 15.000 asistentes según la policía, 500.000 según al organización, el habitual baile de cifras que será noticia cuando alguna vez coincidan los datos.

La marcha del Clima terminaba en nuevos Ministerios. En ese punto se aparecía ante la multitud Greta Thunberg, a modo de mesías adolescente; “el cambio se acerca lo quieran o no”. Palabras de la activista adolescente ante una multitud entregada.

Sobre esta niña se pueden opinar muchas cosas pero es innegable la movilización que genera. Es ahora mismo un icono, un referente y ese es precisamente uno de los retos de esta cumbre que, al final, no solo se quede en la foto y en las frases impactantes de Greta, o de cualquier otro, sino que sirva para algo más.

Como telonero de Greta Thunberg, subía al escenario el actor Javier Bardem. Y claro, tanta gente, tanta emoción había que Bardem no pudo reprimir las ganas de politizar el discurso y acabo llamando estúpido a Donald Trump y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida por querer revertir Madrid Central.

¿De verdad tenía la necesidad Javier Bardem de tachar de estúpido al Alcalde de Madrid, a quien por cierto, han votado para ejerza como tal?

Lo que ha conseguido Bardem es que, de todo lo que dijo en ese escenario, al final resalte el insulto y si no que eche un vistazo a la prensa o que ponga en el buscador Bardem y vea que noticias salen. Flaco favor, politizar lo del cambio climático. Esta ha sido su gran aportación en la manifestación de Madrid. Lo dicho, se veía venir.

Hoy es 7 de diciembre y ayer fue 6 y, por tanto, 41 aniversario de la Constitución Española.

En las últimas horas hemos vivido de nuevo ese acto en el Congreso para conmemorar el aniversario. Acto en el que no estaban (ni se les esperaba) ni Esquerra Republicana , ni Bildu, ni Junts per Cat, porque sencillamente no quieren saber nada de la Constitución. Es más, por haber intentado reventar el orden constitucional muchos de sus líderes están en la cárcel condenados o fugados de la justicia.

Lo realmente llamativo es que todos estos partidos tengan en mayor o menor medida la llave para el Gobierno de España y la llave se la ha entregado quién aspira a ser, precisamente, presidente del Gobierno de España.

Esta paradoja se hace más evidente cuando Sánchez precisamente apela a la constitución y habla del marco autonómico para encajar a todos. El marco que Esquerra, Junts per Cat están dispuestos a reventar porque la razón de ser de estos partidos, es precisamente la negación de la unidad nacional en la que se fundamenta la Constitución.

Por eso Pedro Sánchez se ve en la obligación de recordar una y otra vez que cualquier negociación se hará dentro de la legalidad. La situación es tan kafkiana, que tiene que recordar, incluso dentro de su partido, a sus barones y a lo mejor hasta a sí mismo, lo que debería ser obvio. Que no se saldrá de los márgenes legales.

Lo más

En directo