'HERRERA EN COPE'

Pedro, el español que se salvó por 500 metros de la tragedia de Génova

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:03

Eran las 12.00 de la mañana de este martes cuando un tramo de unos cien metros del puente Morandi se vino abajo y sepultó bajo los escombros a varios vehículos. En total  38 muertos y  dieciséis heridos, doce de ellos graves.

Pedro Barthe, es español y uno de los testigos de este trágico accidente. Se encontraba junto con amigos  en las inmediaciones del viaducto cuando se vino abajo. “Veníamos del norte de Italia, de la falda de los Alpes y nos dirigíamos a buscar un coche al aeropuerto de Génova. Entonces  empezamos a ver retenciones,  miramos el móvil y nos enteramos de que se había caído un puente a tan solo 500 metros de lo que nos marcaba el GPS”.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA EN 'HERRERA EN COPE'

Pedro recuerda que en ese momento pararon el motor del coche al encontrarse en el interior de un túnel. “Nos apartamos a los laterales para hacer un pasillo central porque empezábamos a ver llegar bomberos. Hubo un poco de caos,  había vehículos que no se apartaban. Al final la gente se concienció y dejó el carril central libre”. Asegura que por esa zona pasaron cerca de diez vehículos de apoyo con el fin de bloquear el tráfico y que no siguieran avanzando por el puente.

Recuerda este español que en un primer momento el desconcierto era total por el desconocimiento de lo que acababa de suceder. “La gente que vio el accidente o bien estaba encima del puente o debajo. En esa zona uno sale directamente al viaducto con lo que no hay contacto visual. Los únicos que informaban eran los que estaban a la boca de salida del túnel y algunos carabineros. Ya más tarde nos enteramos de los sucedido por Internet y por las llamadas de familiares que sabían que estábamos por esa zona”.

Pedro asegura que aún se encuentra con el “susto” en el cuerpo. “Uno queda un poco afectado”.

Lo más