• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

La soledad no deseada de los mayores: "Me paso el día entero sin ver a nadie y sin hablar"

Mercedes, de 89 años, es la mujer que ha servido de modelo al escultor Orozco, que la ha retratado en la obra 'La última persona fallecida en soledad'

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:59

"Me paso el día entero sin ver a nadie y sin hablar y cuando a la noche quiero hablar no me sale la voz". Quien lo dice es Mercedes, tiene 89 años y es una de las dos millones de personas mayores de 65 años que vive sola en España. El escultor mexicano Rubén Orozco se ha inspirado en ella para denunciar la soledad de las personas mayores con una escultura que lleva por título 'La última persona fallecida en soledad'.

Según ha dicho este martes en 'Herrera en COPE' Mercedes, no sale a la calle por "miedo", salvo que alguien la acompañe. "Yo no tengo estabilidad, me mareo y verme sola en la calle, si me pasa algo, me da miedo", ha relatado. Por eso, está condenada a pasar el día sin compañía, encerrada en la soledad de su casa.

Aunque una persona se hace cargo de la limpieza de su hogar, solo le dice buenos días "y cuando se marcha adiós. Es una persona que limpia maravillosamente, pero su carácter no es muy allá", ha lamentado.

Con sus vecinos le pasa lo mismo. Solo habla con tres, "los demás hacen su vida. No es como antes", cuando compartían vivencias, ha confesado. 



 Partiendo de esta situación, la Fundación BBK, de la mano de la agencia LLYC, ha desarrollado “Invisible Soledad”, una iniciativa que pretende concienciar sobre el problema de la soledad en la vejez y sus graves consecuencias. El proyecto consta de varias actividades que se pondrán en marcha a lo largo de 2020. Ha comenzado con la idea de instalar en las calles de Bilbao la escultura hiperrealista de Orozco que trata de representar gráficamente el problema social de la soledad no deseada.

Según ha dicho Nora Sarasola, directora de la Obra Social de BBK, "una consecuencia del cambio demográfico, de que cada vez, por suerte, vivimos más" es que hay determinado periodo de la vida en el que nos podemos encontrar solos. 

Por eso, la iniciativa de BBK pretende, además de llamar la atención, poner "sobre la mesa posibles soluciones, entre ellas, hay que activarnos como comunidad para tratar de combatir esta soledad; hay que apoyarse a través de las entidades que trabajan la soledad y también hay que construir una escuela de prevención para determinar qué decisiones se pueden tomar antes de llegar a esa situación de soledad que nos lleven a no estar tan aislados", una iniciativa en la que ya trabajan.

Como ha concluido Mercedes, "lo que hace falta es que esto fructifique porque es un problema terrible en España. Hay que empezar con fuerza a agrupar gente que se preste a ayudar".
 

Lo más