• Miércoles, 24 de julio 2024
  • ABC

COPE

¿Puede Shein tener los días contados en Europa? Francia, la primera en plantar cara a la 'fast-fashion'

Empresas como Shein o Temu han ganado gran relevancia en el comercio online. Ahora países como Francia pretenden plantarles cara e imponer penalizaciones a muchas de estas prendas

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:08

La 'fast-fashion' o 'moda rápida' está cada día un poco más cerca de acabar. O al menos así ocurre en Francia, donde ya han declarado la guerra al mercado de estas prendas de ropa. Y hablamos de plataformas online como Shein o Temu, donde cualquiera puede comprar una prenda de ropa a un precio muy bajo, en un solo clic y lo tendrá en su casa al cabo de unos días. Una serie de prendas de ropa cuya calidad deja mucho que desear y cuyas condiciones laborales, la de los trabajadores, que son de dudosa dignidad.

Estas prendas originan toneladas de basura. De hecho, se ha convertido en una de las industrias más contaminantes del mundo, tan solo por detrás del petróleo. Y hablábamos antes de Francia porque el Parlamento francés ha votado a favor de una propuesta de ley para limitar su uso mediante sanciones a los productos de moda ultrarrápida.

¿Tiene Shein los días contados en Europa? Francia, la primera en plantar cara a la fast-fashion

Francia declara la guerra a la 'fast-fashion'

La corresponsal de COPE en París, Asunción Serena, ha asegurado este lunes en 'Herrera en COPE' que hay una mezcla de sentimientos. "Unos dicen que les parece una idea estupenda y otros que les parece que va en contra de las rentas pequeñas", ha explicado a Alberto Herrera. Esta norma pretende, en primer lugar, "definir", es decir, "introducir esa definición de 'moda rápida' y seguidamente incluir un impuesto a estas prendas. "La empresa de venta tiene que incluir dos mensajes, junto a los precios: sensibilizar sobre el impacto medioambiental y promover la sobriedad, reparación y reciclaje". De no hacerlo, podrían enfrentarse a multas de hasta 15.000 euros.

Además, habrá una serie de penalizaciones: "5 euros por cada producto que haya sido definido como moda rápida". Cada año, un cliente tendrá que pagar un euro más, hasta los 10 euros por prenda en el año 2013. En pocas palabras, se pretende que cada año los productos sean más caros para así proteger la industria textil nacional.

¿Tiene Shein los días contados en Europa? Francia, la primera en plantar cara a la fast-fashion

¿Cómo identificar una empresa de moda rápida de otra que no lo es?

En Europa tiramos cada año unos 20 kilos de ropa por persona, que si ampliamos supone unas 900.000 toneladas de ropa al año. Ángel Asensio es presidente de la Federación Española de Empresas de la Confección (FEDECON) y la Confederación Moda España y ha explicado que "tenemos que considerar el libre mercado" y también que "hay diferentes modelos económicos dentro del sector", todos ellos "legítimos".

Admite que al final, el consumidor "tiene la última palabra" y considera que la mayor sostenibilidad es "la calidad". "Al tener más calidad, hay más durabilidad, por lo tanto, genera menos residuos".

"Es una cuestión de decir: "Prefiero prendas de usar y tirar o prendas de la moda de tora da la vida que ponen en valor el trabajo, las cosas bien hechas, las cosas que hacen que tengan materias primas de buena calidad, bien confeccionadas". A su juicio, eso da "durabilidad" y considera que, a la larga, eso supone "calidad".

No considera que haya un "parámetro definido" para saber identificar las empresas de moda rápida y las que no: "Es sentido común y todos tenemos los conocimientos para saber cuando las cosas son buenas. No hay un parámetro definido, sí el conocimiento de las personas. No hace falta entender de vinos para saber cuando uno se toma un buen vino. Sin ser un experto en moda, uno se da cuenta rápidamente de cuando hay calidad y durabilidad, y cuándo no".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar