Boletín

Herrera recita uno de los versos de Manuel Alcántara en su despedida

El comunicador se despide del maestro, al que cariñosamente ha apodado como su "tío"

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:07

Carlos Herrera ha querido dedicar unas palabras a Manuel Alcántara, al que él cariñosamente apoda como su "tío". El poeta y maestro de columnistas ha fallecido esta mañana en su domicilio de Málaga a los 91 años

"En los últimos tiempos, en los últimos meses, cada vez que nos veíamos con Manuel Alcántara en Málaga - yo o cualquiera de sus seguidores: Teodoro León, Javier Caravaggio, Ignacio Camacho... - íbamos a verle y él siempre nos decía que estaba en tiempo de descuento. "Agradezco cada día que la vida me da. Cada minuto del último round que voy teniendo para seguir viviendo.", decía.  Ha muerto con todos los poemas hechos, aunque seguramente siempre quedará alguno. Maestro de periodistas, pero también maestro de poetas. La facilidad para la medio verónica, el recorte del pase en los últimos centímetros que lo hacían único.  Hoy inevitablemente quiero acordarme de aquellos versos que siguen siendo absolutamente inolvidables. 

Una luz por el parque y el pitido
de un barco que se fue, que se está yendo.
Una luz que conozco y que comprendo
y un barco que partió y que no se ha ido.

Palomas. Y biznagas que han querido
serlo para volar. También lo entiendo:
ser otro y ser lo que estuvimos siendo.
Acaso alguna lo haya conseguido.

Un tranvía de sol con jardinera
y en los Baños del Carmen gran carrera,
concurso entre sirenas y delfines.

No se estaba ya en guerra aquel verano,
mi padre me llevaba de la mano,
yo estudiaba segundo de jazmines"

David Gistau también ha querido despedirse del maestro. "Es posible que muchos lectores jóvenes no sean conscientes de la enorme trascendencia de Manuel Alcántara.  Esto se debe a que escribía en los últimos años en un periódico de provincias y a su decisión de salir de Madrid y de volver a su tierra original, que era Málaga. Para vivir y escribir mirando al mar, que era un deseo que él tenía.  Tampoco sabrán que posiblemente que Alcántara, además de gran poeta y escritor en periódicos, fue también uno de los grandes cronistas de boxeo en España. Y es el hombre que decide retirarse de la vida pública al ver a un púgil morir en un ring. Hoy, más allá de la pérdida de un amigo, estamos tristes por esta sensación casi nostálgica, de pérdida y golpe a una gran dinastía de la escritura en periódicos", ha dicho. 

Audio

 

Lo más