Boletín

El directo calificativo que usa Sostres para definir el 'plantón' de Sánchez al Rey

Los tertulianos de 'Herrera en COPE' creen que fue un acto deliberado del líder socialista para 'banalizar' la monarquía 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:47

El despacho entre Felipe VI y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comenzó este miércoles en el Palacio de Marivent de Palma 50 minutos más tarde del horario previsto, debido al retraso en la llegada del líder del PSOE desde de Madrid. La reunión estaba prevista a las 13.00 horas, pero finalmente comenzó casi una hora después. El motivo de este retraso vino por la reunión previa que Sánchez mantuvo en Madrid con colectivos del ámbito de la industria y el turismo en el marco de la ronda de contactos que está llevando a cabo después de su investidura fallida. Al prolongarse esta reunión más de lo previsto, el vuelo de Sánchez en el avión oficial desde la base de Torrejón (Madrid) hasta Palma salió con retraso. 

No es la primera vez que Sánchez hace esperar al Rey. En su primer despacho en Marivent el año pasado como presidente, el líder socialista llegó diez minutos tarde. En una cena oficial con Macron en julio del año pasado, la demora fue de más de una hora. Pero, ¿el plantón de ayer esconde un mensaje detrás? ¿Fue deliberado?

Los tertuliano de 'Herrera en COPE' han analizado esta falta de respeto del presidente en funciones a Don Felipe. Para Sostres, llegar tarde a ver al Rey "es una horterada". "No llegas tarde salvo que tengas algún imprevisto. Tú organizas el día para no llegar tarde a ver al Rey", ha señalado.

Jorge Vilches descarta que sea un fallo de política de imagen, "porque es lo que más cuidan Sánchez e Iván Redondo". "A mí me da que ese retraso de 50 minutos es deliberado para devolver al Rey el comentario de la necesidad de desbloquear las instituciones y que no repitan las elecciones, algo que me da que sentó muy mal en Moncloa. Felipe VI está teniendo un papel político derivado de la inestabilidad política. Y este gesto responde a un deseo de acotar los límites políticos del Rey. No es una cuestión de imagen o de mala educación, es un gesto político de Sánchez", ha señalado.

Mamen Gurruchaga tampoco cree que sea una mera anécdota. "Considerar que los empresarios del turismo son más importantes que el Rey es un intento deseado de banalizar su imagen. Nadie se habría permitido darle un plantón de 50 minutos al Rey. Es el deseo de decir que la monarquía no es nada en este país. Este sector de los socialistas quiere que llegue la III República. ¿Cuál es la manera de mitigar la fuerza de la monarquía? Banalizándola", ha concluido. 

Lo más