Herrera: "Nos espera una coalición de gobierno de chavistas, golpistas, cómplices de terrorismo y carlistones"

Sánchez e Iglesias pactan un Ejecutivo de coalición en el que el líder de Unidas Podemos sería vicepresidente, pero está pendiente de ERC

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 21:15

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es miércoles. Es 13 de noviembre del 2019 y es un día muy interesante. Es un día tan interesante como los que están por llegar. Son días en los que cualquier vaivén, cualquier impresión está más que contemplada o casi será recibida como un elemento más de la normalidad.

Por cierto, de la anormalidad en Cataluña, pues a esta hora la estación del AVE en Gerona está custodiada por Mossos ante la protesta convocada por Tsunami. Han tenido que asistir a ancianos y personas con problemas de salud atrapadas en la AP7 porque la han cortado, en Gerona. Han activado el reparto de comida y mantas para ocupantes de vehículos atrapados en cortes varios. Sobre la 1:00 de la madrugada había 500 vehículos que no podían circular por la acción de los manifestantes. Los CDR han emitido un último comunicado en el que aseguran nuevas acciones bajo el lema “Independencia o barbarie”. Las dos cosas son exactamente lo mismo, pero...

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Ayer, miren, ¿quién no se conmueve ante un abrazo como el de ayer? Un abrazo como un koala, eh, con las dos manos abiertas en la espalda, Pablo Iglesias con su cabeza apoyada en el hombro de Pedro Sánchez, los ojos cerrados, con ternura. ¡Qué bonito es! ¡Eso es un abrazo!

Un abrazo que nos ha costado 200 días de dimes y diretes y unas elecciones. ¡Con lo que valen unas elecciones! Y la pregunta, la pregunta es evidente: si ahora ha sido posible en pocas horas, ¿por qué seis meses perdidos? ¿por qué urnas de por medio? Es una explicación de las muchas que tiene que dar este individuo que se llama Pedro Sánchez y que antes no dormía tranquilo.

Esto tiene una parte buena: que nos evita semanas de roneo, de declaraciones, amagos, puyas, anuncios, etcéetar, etcétera. La voluntad está muy clara. Faltan los apoyos. Ahora se lo explico.

Ayer un acuerdo con todos los tópicos del buenísmo, del progresismo y de las cartas a los Reyes Magos posibles, pero un abrazo de un señor que decía que no se podía permitir el lujo de tener un vicepresidente que habla de presos políticos.

Este es del que decía que nunca daría las llaves de su casa. Antes se las daría a Trump, a Merkel o a Rajoy, etcétera, etcétera. El que nunca iba a pactar con el populismo porque provoca pobreza y desigualdad. Pedro Sánchez, además de un trilero, es un cínico sin ningún tipo de escrúpulos. Sin ningún escrúpulo. Acepta todo lo que hace dos meses le quitaba el sueño, lo cual demuestra que hace dos meses también mentía.

Este acuerdo, cuidado que estos han firmado tres ya como este, ahora necesita, no es suficiente para formar un gobierno. Ahora hacen falta el concurso de algunos indeseables que no sabemos que van a pedir a cambio, pero lo podemos entreve. Pero de formarlo será el primer gobierno populista de la historia de nuestra democracia. Populismo de izquierdas que se autotilda de progresista, pero que no pasa de ser una coalición social-comunista de la que, vuelvo a decirles, es que yo le volvería a poner, de verdad, permanentemente en bucle las palabras que hemos seleccionado de la hemeroteca traicionera de Pedro Sánchez.

Miren, Pedro Sánchez ni siquiera consideró por un minuto crear un gobierno constitucionalista. Ni siquiera. Entre los dos partidos que han firmado este acuerdo han perdido millón y medio de votos. Y saben lo que significaría nuevos elecciones, lo que arriesgan sometiendo a debate este pacto entre sus cuadros dirigentes. No digamos ya entre la soldadesca que seguramente le diría que sí porque, claro, ¡qué felicidad máxima puede haber para un progresista de corazón que estos dos firmando un acuerdo en el que hablan de una carta a los Reyes Magos!

¿Qué se puede esperar de un gobierno que protagonizan estos dos personajes y, además, apoyado por la gente que ahora si quieren ustedes empezamos a ver o empezamos a calcular quiénes podrían ser?

Hombre, desde luego, recorte de libertades no lo descarte; la fragmentación de la sociedad a una de cuyas mitades van a estigmatizar; la inestabilidad constitucional; el endeudamiento, que es empobrecimiento; el robo manifiesto que van a poner en marcha con impuestos; subida de impuestos a mansalva, que provocarán desempleo y, además, inestabilidad en una legislatura que vaya usted a saber lo larga que puede ser si es que nace.

Imagínense dónde habrá quedado todo lo que dijo este embustero, este mentiroso compulsivo que es Pedro Sánchez. Si la Unión Europea era contraria a un parto porque el peligraba la estabilidad presupuestaria y por eso Nadia Calviño iba a ser la vicepresidenta económica, cosa que Europa aprobaba y etcétera, etcétera.

Hombre, estos que no guardarían jamás un secreto del Consejo de Ministros. ¿Como voy a estar con ellos o como voy a dirigir el Estado con alguien que es partidario de la autodeterminación de Cataluña o como voy a tener un vicepresidente que dice que en España hay presos políticos o que va a haber dos gobiernos en uno o que hay una desestabilización de las Relaciones Exteriores?

Bueno, desde luego, el acuerdo plantea muchas preguntas, por ejemplo, si cuaja este movimiento de nuevo intento de desafío a las leyes del Tribunal Constitucional y la búsqueda de la independencia de hecho a través de acciones del Parlamento catalán etcétera, etcétera, ¿estaría de acuerdo este gobierno, la parte que toca a Pablo Iglesias, de aplicar el artículo 155? ¿Promoverían desde el gobierno un indulto a los condenados si se lo exigen aquellos que tienen que sumar o actos y acuerdos para ir laminando la Constitución del 78 o desaires al jefe del Estado?

Pues miren, la coalición que tiene que formarse para que salga un gobierno después de este acuerdo es una coalición en la que tiene que haber, es un gobierno perfectamente indeseable, de retroceso, que tiene que haber presos golpistas, peronistas, cómplices del terrorismo, chavistas, carlistones vascos, todos los cantonales que haya por ahí sueltos, todo reaccionario que se quiera apuntar de todo pelaje, lo que también lleva a preguntar: oiga, dentro del Partido Socialista, todos esos que pían y largan sin parar sobre Pedro Sánchez y dicen, bueno, parecen sus más fieros enemigos, ¿van a dar un paso al frente y van a decir algo después esto? ¿Alguien en el Partido Socialista va a pedirle explicaciones a Pedro Sánchez? ¿Alguien le va a decir que pone al PSOE en manos de la izquierda radical, de los independentistas, que lo que reclama básicamente es plurinacionalidad, referéndum, indultos, etcétera, etcétera? ¿O se callarán como corderos degollados, que es lo que parece?

Audio

 

Lo más