COPE

Newsletters
Registrarme

Luis del Val: “Me impresionó el desalojo de Hu Jintao por lo impredecible y lo público"

Habla el profesor de las imágenes en las que Xi Jinping muestra su poder al desalojar al expresidente chino del Congreso

Audio

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:40

Luis del Val pone el foco de la imagen del día de "Herrera en COPE" en las imágenes que han dado la vuelta al mundo, el desalojo del Congreso del expresidente de China Hu Jintao bajo orden de Xi Jinping:

Audio



Sentado en la butaca del cine, la escena que más me impresionaba, no era la del asesinato o la tortura, sino esa liturgia en la que al oficial del ejército, en presencia de todo el batallón, se le arrancan las condecoraciones. Porque la humillación, sólo es humillación cuando es pública. Si a María Antonieta le quitan los dolores de cabeza para siempre en el interior de la celda, hubiera sido una ejecución o un asesinato como otro cualquiera, pero lo doloroso fue el preludio del paseo en la carreta, los insultos de la multitud, la llegada al cadalso, y la visión de toda esa morbosa multitud, anhelando contemplar el sacrificio humano.

Por eso mismo, me impresionó el desalojo de Hu Jintao, por dos aspectos fundamentales: lo impredecible y lo público. Nadie lo sabía. De haberlo sabido, el predecesor del gran dictador se hubiera levantado de manera voluntaria, y hubiera abandonado el Gran Salón con la cabeza erguida. Pero lo inesperado de aquella situación le indujo al forcejeo, hasta que el Gran Dictador, ante la mirada interrogante de su víctima, asintió con esa suavidad con la que un día puede poner en marcha una Tercera Guerra Mundial. Y, después, el largo paseo, la humillación ante los camaradas que recibían la primera lección de que cualquier discrepancia sería recibida sin piedad.Xi Jinping se ha convertido en el hombre más poderoso de la Tierra. No digo el dirigente del país más poderoso, sino el hombre, porque no tiene que dar cuentas a nadie. El presidente de Estados Unidos debe pensar en sus electores, y en lo que dirán los republicanos si es demócrata, o lo que dirán los demócratas, si es republicanos.

La Unión Europea, tiene que convocar una reunión, debatir el asunto, templar gaitas, y cuando ha tomado una decisión puede que los misiles hayan llegado a Bruselas. Sí, Putin, también tiene mucho poder, y asesina al que le lleva la contraria, y lo elimina, pero no detenta ese poder omnímodo del tirano chino. Más aún, si al tirano chino le interesara concluir la invasión de Ucrania, el ejército ruso, convertido en ejército terrorista para asesinar civiles, se retiraría con tanto orden como silencio. Con el mismo silencio con el que las mujeres chinas contemplan que no hay mujeres en el Comité Central, porque sólo en el capitalismo las mujeres son personas e iguales.

Por eso mismo, me impresionó el desalojo de Hu Jintao, por dos aspectos fundamentales: lo impredecible y lo público. Nadie lo sabía. De haberlo sabido, el predecesor del gran dictador se hubiera levantado de manera voluntaria, y hubiera abandonado el Gran Salón con la cabeza erguida. Pero lo inesperado de aquella situación le indujo al forcejeo, hasta que el Gran Dictador, ante la mirada interrogante de su víctima, asintió con esa suavidad con la que un día puede poner en marcha una Tercera Guerra Mundial. Y, después, el largo paseo, la humillación ante los camaradas que recibían la primera lección de que cualquier discrepancia sería recibida sin piedad. Xi Jinping se ha convertido en el hombre más poderoso de la Tierra. No digo el dirigente del país más poderoso, sino el hombre, porque no tiene que dar cuentas a nadie. El presidente de Estados Unidos debe pensar en sus electores, y en lo que dirán los republicanos si es demócrata, o lo que dirán los demócratas, si es republicanos.

La Unión Europea, tiene que convocar una reunión, debatir el asunto, templar gaitas, y cuando ha tomado una decisión puede que los misiles hayan llegado a Bruselas.

Sí, Putin, también tiene mucho poder, y asesina al que le lleva la contraria, y lo elimina, pero no detenta ese poder omnímodo del tirano chino. Más aún, si al tirano chino le interesara concluir la invasión de Ucrania, el ejército ruso, convertido en ejército terrorista para asesinar civiles, se retiraría con tanto orden como silencio. Con el mismo silencio con el que las mujeres chinas contemplan que no hay mujeres en el Comité Central, porque sólo en el capitalismo las mujeres son personas e iguales.


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir
Directo La Noche de Adolfo Arjona

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar