Más directos

Realiza una compra segura en Internet siguiendo estos pasos

Escucha los consejos de Enrique García, portavoz de la OCU, para evitar que nos estafen al realizar una compra online 

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:14

La compra online entre particulares es uno de los mejores canales que existen para adquirir objetos deseados y ahorrar dinero a la vez. La comodidad de decidir si se quiere un producto sin sentir la presión del dependiente de la tienda es, junto al ahorro, uno de los factores principales para optar por este tipo de compra.

Internet es el mercado más grande que existe gracias a la gran cantidad de posibilidades de compra que ofrece y a que todo el mundo puede vender o comprar objetos de todo tipo en la red.

Teniendo en cuenta los canales de compra, los smartphones se están situando a la cabeza de estos. Los datos lo confirman, el 75% de los propietarios de teléfonos inteligentes utilizan su dispositivo para realizar compras, a pesar de que puede implicar ciertos riesgos.

SEGURIDAD Y COMPROBACIÓN ANTES QUE NADA

A la hora de comprar por Internet es imprescindible asegurarse de que las webs son fiables y seguras. Además, es recomendable que se compruebe la identidad de los vendedores. No adelantar dinero o realizar la compra en una red Wi-Fi segura es otra de las consideraciones que hay que tener en cuenta antes de realizar una compra online.

A la hora de pagar, la tarjeta de crédito es siempre mejor opción que la de débito, ya que los pagos de las primeras pueden ser retenidos si el banco sospecha de fraude o de robo, mientras que con una tarjeta de débito el dinero va directamente a la cuenta bancaria del vendedor.

LA VENTA, MEJOR CARA A CARA

Si se adquiere un producto de segunda mano, a la hora de recogerlo el mejor medio es el cara a cara. Sin embargo, quedar con personas desconocidas en sitios que no son habituales es otro de los riesgos que conlleva realizar este tipo de actividad.

Lo mejor en estos casos es recurrir a plataformas que lo gestionen sin necesidad de que el usuario se desplace. Si la distancia es corta y se prefiere ir en persona, siempre será mejor ir acompañado.

Si la transacción no se puede hacer en persona, lo mejor será hacerlo contrarrembolso. Los vendedores únicamente tendrán que asumir el coste del envío y así se asegurará que se recibe el objeto de forma segura y que el pago se realiza del mismo modo. Para evitar problemas, lo correcto sería que el vendedor permitiese ver el objeto antes de realizar el pago.

Cuando se compra online, es necesario comprobar que las páginas son fiables. Que comiencen por 'https://' o que tengan un candado es una buena señal. Si nos fijamos en el candado podremos conocer varias características de la página.

LA WEB DA "PISTAS"

Si el color es rojo querrá decir que el certificado de autenticidad está caducado o es falso, mientras que el color amarillo significará que no se puede verificar la autenticidad. El blanco y el verde indican una validación normal y una validación ampliada, respectivamente. La forma de redactar el anuncio también denotará seguridad, o no, en el vendedor.

Por el contrario, los vendedores deberán no aceptar cheques emitidos por un banco si proceden del extranjero y no emitir ni recibir dinero a través de plataformas de envío de dinero en línea, ya que en la mayoría de los casos este tipo de compañías no pueden garantizar las transacciones de desconocidos.

Ante cualquier irregularidad, lo primero que se tiene que hacer es ponerse en contacto con la web con el objetivo de que ellos detecten el problema.

Lo más