También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'MEDIODÍA COPE'

La emotiva carta de una niña a los policías que evitaron que la secuestraran

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Unos policías de Alicante han recibido el mejor regalo de agradecimiento que les han hecho nunca, la carta de una niña de ocho años. Quería agradecer así su ayuda por haberla salvardo de un destino terrible.

Su caso saltó a los medios hace un par de semanas. La pequeña paseaba de la mano de su madre por una calle de Alicante cuando de repente se soltó para correr hasta una tienda cercana y poder ver una muñeca “ladybug” que del escaparate. En ese momento, un hombre de 73 años intentó secuestrarla. La niña empezó a forcejear y rápidamente llegó su madre. Entre las dos consiguieron soltar el brazo de la niña y pedir ayuda. Enseguida acudieron dos agentes de la policía nacional y detuvieron al presunto pedófilo.

ESCUCHA AQUÍ LA NOTICIA EN 'MEDIODÍA COPE'

Se da la circunstancia de que este individuo ya había sido detenido unos días antes por mantener supuestamente relaciones sexuales con otras dos menores de 16 y 17 años a cambio de dinero.

“Muchas gracias por vuestra ayuda. Sois los mejores policías del mundo mundial"

Por ello, la pequeña llevó una carta a estos agentes. “Muchas gracias por vuestra ayuda. Sois los mejores policías del mundo mundial". Es el texto que escribió la niña en una tarjeta dedicado a sus salvadores. En la carta dibujó también tres globos y un corazón, según ha explicado en 'Mediodía COPE', Marta García, portavoz del Cuerpo Nacional de Policía de Alicante y una de los agentes que recibió la emotiva carta.

Además en la misiva había una dedicatoria especial con el dibujo de una cara feliz para uno de los policías al que sus compañeros llaman Yeri. “Era un mensaje muy tierno. Yeri no se haba visto en otra igual, no se si en ese momento estaba mas emocionada la madre, la niña o los compañeros. Seguramente se llevarían la emoción a sus casas pero mantuvieron la compostura”, ha relatado.

“Ver la cara de emoción y saber que estaba bien después de lo ocurrido, es la mejor recompensa para un policía”

Además ha explicado que la niña había pedido un sobre azul como el uniforme de la policía. “De forma simbólica quería tener ese detalle con nosotros”.

Pero los policías no fueron los únicos que se llevaron una sorpresa ese día. Los compañeros -sin que ella lo supiera- le compraron la muñeca que estaba viendo en el escaparate el día del suceso”. “Ver la cara de emoción y saber que estaba bien después de lo ocurrido, es la mejor recompensa para un policía”.

Una historia sin duda con final feliz que no van a olvidar ni los policías, ni la pequeña.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado