También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CAMPEONATOS DE EUROPA DE ATLETISMO

Séptimo puesto para De Arriba en 800; Itoya, décima en longitud

El polaco controló la carrera en todo moemtno y el español no estuvo cómodo.

Athletics European Championships 2018
Kszczot y Kramer lideraron toda la carrera.
  • EFE

El polaco Adam Kszczot, dos veces subcampeón mundial, conquistó su tercer título europeo consecutivo de 800 metros con su habitual maestría en una carrera que situó séptimo y penúltimo al español Álvaro de Arriba, que estaba entre los favoritos.

Kszczot ganó con su mejor marca del año (1:44.59), seguido de Andreas Kramer, que batió el récord de Sueca con 1:45.03, y del actual campeón del mundo, el francés Pierre-Ambroise Bosse (1:45.30).

Poco antes del paso por el 400 (53.14), Bosse imprimió un cambio de ritmo que alargó el grupo, pero cuando "el jefe" se puso en marcha en la curva nadie pudo detenerlo. Kszczot llegó a la meta medio segundo antes que Kramer, festejando.

De Arriba, campeón de España de 800 metros, dijo que soñaba con el oro pero sólo acertó en su predicción de que el único favorito era el polaco.

La sorprendente eliminación en semifinales del leonés Saúl Ordóñez, el europeo más rápido del año (1:43.65) hizo que toda la responsabilidad recayera en De Arriba, un atleta de calidad acreditada pero que no siempre acierta a controlar la presión.

Antes de empezar la última curva el español ya estaba al fondo del grupo, pero al menos tiró de orgullo en la recta para eludir el último puesto. Llegó séptimo con 1:46.41.

España continúa esperando su segunda medalla masculina. El atletismo español sólo ha ganado dos medallas en 800 a lo largo de la historia: una en hombres, la de Tomás de Teresa hace 24 años en Helsinki, y otra de mujeres, la de Mayte Martínez en Múnich 2002. 


Juliet Itoya, campeona de España de longitud, se ha clasificado décima en la final de longitud de los campeonatos de Europa con una marca de 6,38 que no le permitió acceder a las tres últimas rondas.

Itoya hizo su mejor marca en el primer turno, después cometió un nulo y acabó con un registro de 6,34, décima y penúltima ya que había causado baja por lesión una de las favoritas, la serbia Ivana Spanovic.

La española se había clasificó para la final con un salto de 6,65 metros mientras que su compañera Fátima Diame, nacida en Valencia de padres senegaleses, se quedó fuera con 6,24.

Itoya, de 31 años, llegó a los Europeos con una marca de 6,80 y logró su primer objetivo, que era meterse por vez primera en una final continental después de dos intentos fallidos, pues ni en Zúrich 2014 ni en Amsterdam 2016 lo había conseguido.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado