También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ETA PRESOS (Resumen)

PP y Cs reprochan a Sánchez voluntad de acercar presos de ETA al País Vasco

El PP y Ciudadanos han denunciado hoy lo que consideran un intento de "privilegiar" a los presos de ETA por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha defendido la necesidad de revisar la política penitenciaria para estos reclusos una vez que la organización terrorista "ha sido derrotada".

  • Agencia EFE

El PP y Ciudadanos han denunciado hoy lo que consideran un intento de "privilegiar" a los presos de ETA por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha defendido la necesidad de revisar la política penitenciaria para estos reclusos una vez que la organización terrorista "ha sido derrotada".

Por su parte, el lehendakari, Íñigo Urkullu, ha urgido en la reunión del Consejo de Gobierno vasco a mantener contactos con la Administración del Estado para agilizar la creación de las comisiones bilaterales sobre acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas y traspaso de competencias pendientes que pactó ayer con Sánchez en el Palacio de la Moncloa.

Desde Berlín, donde ha comparecido en conferencia de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, Sánchez ha mostrado su disposición a cambiar la política penitenciaria para este colectivo de presos por la "sencilla razón" de que ETA ha sido derrotada por la democracia y ha pedido al conjunto de fuerzas políticas que no utilicen este asunto como "un elemento de división".

"Pongamos las luces largas, sepamos que tenemos que normalizar más aún la convivencia en el País Vasco y desde esa perspectiva va a trabajar el Gobierno", ha insistido el jefe del Ejecutivo.

El anuncio de Sánchez ha recibido duras críticas por parte del PP, cuyo portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, ha considerado "muy grave" que se quiera, a su juicio, "privilegiar a unos asesinos" que estuvieron "a punto de destruir nuestra incipiente democracia" y se diga ahora "pelillos a la mar" o "¡Qué buenos son los de Bildu que nos llevan de excursión a la Moncloa".

En el mismo sentido, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha lamentado que los acuerdos Sánchez-Urkullu sean "el inicio de un precio que hay que pagar a cambio del sillón de la Moncloa" y ha recalcado que el acercamiento de presos que no han cumplido con los requisitos del arrepentimiento y la colaboración con la justicia supone "un ultraje a las víctimas".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha compartido las acusaciones del PP y ha asegurado que su partido exigirá un sistema penitenciario igual para todos, que trate de la misma manera a todos los presos independientemente del delito que hayan cometido, y que en los despachos "no se apañen" sistemas paralelos o privilegiados "para aquellos que tengan buena relación con Sánchez".

Estas críticas han recibido la réplica del portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, quien ha recordado que también el PP, en su día, se mostró abierto a dar este paso cuando ETA desapareciera.

Frente a los argumentos de PP y Cs, el PSOE ha pedido comprensión a las víctimas del terrorismo al hacerlas ver que la revisión de la política penitenciaria no supone dejar a reclusos etarras en la calle.

"Las víctimas deben entender que no estamos hablando de soltar a ningún preso; simplemente se está hablando de un acercamiento, no de soltar a ningún preso", ha asegurado el exlehendakari Patxi López en declaraciones en el Congreso.

López ha defendido una "política penitenciaria diferente, que se adapte a las nuevas circunstancias" tras la disolución de ETA.

En la misma línea se ha pronunciado el eurodiputado vasco del PSOE Ramón Jáuregui, al sostener que "no hay por qué añadir sufrimiento al propio encarcelamiento" y que el acercamiento no es incompatible con la resolución de los casos pendientes.

También se ha sumado a favor del acercamiento de los presos el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, como vía para "normalizar una situación que necesita normalizarse".

Entre los críticos se ha situado EH Bildu, al considerar su diputada Marian Beitialarrangoitia que la creación de una comisión es una manera de seguir alargando una política penitenciaria que a su juicio no es conforme a la ley y al respeto de los derechos humanos.

Entre las organizaciones de víctimas, la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, ha reclamado que el posible ofrecimiento de acercar a los reclusos sea "individualizado" y se ponga solo a disposición de los presos "que repudien a ETA", mientras que el presidente de la Asociación 11-M, Eulogio Paz, ha eludido pronunciarse porque se trata de una decisión que "corresponde al Gobierno de turno".

Lo más visto