También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los dibujos de Rosario Weiss, “la niña de Goya”, llegan a la Biblioteca Nacional

Fue la mujer artista más importante del romanticismo español y una pionera en el mundo del arte 

 

Goya fue mucho más que su primer maestro. Rosario Weiss aprendió a dibujar de su mano a los siete años, desde que su madre, Leocadia Zorrilla, se fuera a vivir con el genial artista aragonés a la Quinta del Sordo primero y al exilio en Burdeos después. Una exposición en la Biblioteca Nacional ha reunido 140 de sus obras entre dibujos, estampas, pinturas y documentos procedentes de la Biblioteca Nacional, Museo Lázaro Galdiano, Biblioteca de Burdeos y colecciones privadas entre otras instituciones y museos.

Están los dibujos al alimón entre el maestro y la discípula. Francisco de Goya fue como un padre para Rosario pero no su padre biológico como se ha llegado a decir. Así lo asegura el comisario de la muestra, Carlos Sánchez, para quien “no hay pruebas que demuestren la paternidad biológica de Goya ni de lo contrario. Siempre se refería a ella como mi Rosario. Lo importante es que Goya siempre la trató coma a una hija”.

La exposición de la Biblioteca Nacional muestra algunos retratos extraordinarios de personajes del romanticismo como Larra o Mesonero Romanos. Rosario luchó en un mundo de hombres y su trabajo como retratista y litógrafa fue muy reconocido. Llegó a ser profesora de dibujo de Isabel Segunda cuando aún era una niña de diez años.

Sin duda, Rosario Weiss protagonizó una vida de novela que terminó a los 28 años por culpa del cólera. Fue la mujer artista más importante del romanticismo español y una pionera, como subraya Carlos Sánchez: “Rosario siempre luchó por vivir de sus cualidades profesionales. Fue una mujer adelantada a su tiempo aunque no sé si fue muy consciente de que era una pionera”.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado