También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Qué hay detrás del negocio de los manteros? La realidad de la venta de copias ilegales

Hasta que los productos llegan a las calles de las grandes ciudades y los paseos marítimos de las playas españolas, los manteros, mayormente subsaharianos, adquieren los productos, principalmente, en China

¿Qué hay detrás del negocio de los manteros?
 

Tags

En mantas de apenas un metro cuadrado podemos encontrar una media de 20 productos falsificados de primeras marcas que venden a precios de coste. Pero hasta que los productos llegan a las calles de las grandes ciudades y los paseos marítimos de las playas españolas, los manteros, mayormente subsaharianos, adquieren los productos, principalmente, en China. En Asía existen potentes industrias textiles que, debido a la falta de regulación, abastecen a los manteros que se encuentran en Europa.

Una vez que llegan a los países donde se van a vender los productos, en algunas ocasiones se distribuyen en grandes naves industriales repartidas por todo el territorio, en otras ocasiones directamente son almacenados en pisos de alquiler cercanos a las zonas de venta.

Los principales focos de venta se encuentran en las zonas céntricas de las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Pero también, sobre todo en verano, los paseos marítimos más concurridos se convierten en mercadillos improvisados. Este hecho provoca dos cosas; el fuerte contraste en zonas con un alto poder adquisitivo como puede ser Marbella y también afecta al transito de los turistas debido a que ocupan una gran parte del espacio destinado a los viandantes.

Aunque la idea de que el top manta esta siempre ligada a las mafias, la realidad es que el porcentaje de personas explotadas por terceros para vender en la calle cada día es menor. En la actualidad, son los propios manteros los que adquieren los productos, por su cuenta, en almacenes chinos y los venden obteniendo un beneficio de entre 5 y 10 euros.

La escena de este verano es que “hay más vendedores que policías”. La muerte de un mantero en Lavapiés, el pasado mes de marzo, ha tensado más la relación entre la autoridad y este colectivo. Desde el fallecimiento de este joven, el número de manteros ha aumentado de forma notoria en el centro de la capital y también las obras de la Gran Vía están afectando a las labores policiales para regular a los manteros en Madrid. Según fuentes policiales son más de 350 los que operan en las zonas próximas a la Puerta del Sol.

Lo más visto