Boletín

Guggenheim Bilbao acoge hasta junio una videocreación que reflexiona sobre la globalización

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:30

El Museo Guggenheim Bilbao ofrece dentro de su programa dedicado a la vídeocreacion una alegoría sobre la ruina que deja la globalización, firmada por los artistas Jenifer Allora y Guillermo Calzadilla.

La videoinstalación, titulada "La farmacia tropical", es la primera de la programación de 2019 en la sala Film & Vídeo del centro expositivo bilbaíno y está compuesta por tres vídeos distintos, el primero de los cuales, realizado en 2013 y el más extenso, da título a la exposición.

En el mismo, Allora (Filadelfia, 1974) y Calzadilla (La Habana, 1971), quienes han desarrollado conjuntamente su carrera artística en la isla de Puerto Rico, muestran el proceso de demolición de una factoría que fabricaba medicamentos para su consumo en Estados Unidos y que cerró cuando sus propietarios, una empresa norteamericana, la deslocalizó y se la llevó al continente, al cambiar en USA la regulación fiscal de su actividad industrial.

El vídeo sumerge al espectador en el trabajo y el intenso ruido que produce el desmantelamiento de las abandonadas instalaciones de la fábrica, llevada a cabo por una máquina que utiliza una campana a modo de bola de demolición.

Según ha explicado el comisario de la muestra, Manuel Cirauqui, los autores evocan con esta obra la fuga de capitales y empresas que sufre la isla caribeña, castigada por la crisis de deuda que aquejó al mundo desarrollado.

El segundo vídeo de la obra, "Sweat Glands, Sweat lands" (2006), un juego de palabras muy potente en inglés traducido al castellano como 'Glándulas de sudor, tierras de sudor', incide en la crítica a la globalización a través de un poema escrito por Allora y Calzadilla y rapeado por el rapero puertorriqueño Rene Pérez Joglar "Residente".

El tercer vídeo de la instalación, "Fecha límite" (2007), se proyecta sobre una pequeña pantalla de televisión donde se exhibe, como imagen fija, una rama a punto de desgajarse entre dos palmeras, azotada por los vientos provocados por el huracán George.

Lo más