Boletín

Csif acusa a la empresa de 'fingers' del aeropuerto de Loiu de boicotear la huelga y prevé 'fuertes retrasos'

Los 13 trabajadores reclaman una subida salarial del 5% después de que hace 7 años la plantilla se bajara los sueldos un 21% 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:04

Csif acusa a la empresa de 'fingers' del aeropuerto de Loiu de boicotear la huelga y prevé 'fuertes retrasos' esta tardeLos 13 trabajadores de las pasarelas que trasladan los pasajeros a los aviones han iniciado hoy una huelga indefinida y reivindican, entre otras cuestiones, la subida del 5% de salario. Hasta las 12 del mediodía solo estaba retrasado el de las 11:45 con destino Lisboa. El momento más crítico puede estar produciendo en horas del mediodía, cuando coincidan los vuelos de salida con los de llegada. 

El paro indefinido obligará a abordar las aeronaves en remoto y habrá que acercarse hasta los aviones en autobús. Todo ello en una de las jornadas con más trajín del año por el inicio de las vacaciones de Semana Santa. La huelga indefinida podría verse agravada los días 21 y 24, cuando están llamados a secundar otra protesta laboral los 450 operarios del servicio de asistencia en tierra.

El sindicato convocante, Csif, ha previsto para esta tarde "fuertes retrasos", ya que están programados un total de 41 vuelos que requieren el uso de pasarela mientras que esta mañana solo se ha atendido uno de los 27 aviones que tenían previsto entrar usando los túneles de enlace.

En declaraciones a COPE Bilbao, el portavoz del Csif, Gorka Bermejo, ha acusado reivindicado la subida del 5% del salario y de mejoras en las condiciones de trabajo. 

Al no haber pasarelas, los viajeros deben ser trasladados en autobús y en el aeropuerto de Loiu no hay medios para atender a tantos aviones. Asimismo, Aena está teniendo un perjuicio económico en sus arcas porque no está ingresando el dinero que corresponde al uso de la pasarelas", ha precisado el portavoz sindical.

Según los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento se deberá trasladar a los viajeros mediante autobuses "a remoto" mientras se disponga de espacio en las 15 posiciones disponibles, y solo cuando éstas se completen se recurrirá al uso de las pasarelas o fingers, para que solo se cuenta, debido a la huelga, de dos trabajadores por la mañana y de otros dos por la tarde.

Bermejo ha reconocido que los vuelos han funcionado a lo largo de la mañana con "normalidad y sin retrasos", tal y como han informado asimismo fuentes de Aena, pero prevé que esa situación "empeore" esta tarde ya que los aviones que contemplan el uso de los túneles es superior, un total de 41 frente a los 27 matinales.

Los 13 trabajadores, que se encargan de las funciones de conducción y mantenimiento de los túneles que trasladan a los viajeros hasta los aviones, reclaman una subida salarial del 5% después de que hace 7 años la plantilla se bajara los sueldos un 21%.

También demandan una mejora en las condiciones de trabajo así como de las instalaciones porque "no solo pedimos dinero sino que hay que tener en cuenta que nos cubrimos las vacaciones y las bajas entre nosotros y lo que queremos es que se note el aumento de dinero que percibe la empresa concesionaria, que tuvo un aumento neto del 42% en las condiciones cuando cogió el servicio y nosotros, con esa subida del 5%, estaríamos ganando ahora lo mismo que en 2007", ha indicado Gorka Ojeda.

El representante de los trabajadores, que realizarán una concentración diaria a mediodía mientras dure el conflicto en el propio aeropuerto ha afirmado que hasta que la empresa no se siente a negociar vamos a seguir en huelga indefinida porque cobramos 1.200 euros de media, incluidos fines de semana, y desde 2017 que se adjudicó el servicio a Dimain Systems, se han negado siquiera a sentarse a dialogar sobre una mejora de las condiciones laborales ni atienden nuestras reclamaciones".

Lo más