COPE

CAZA

El sector de la carne de caza, en peligro por la pandemia

Han pasado de recoger 20 piezas a dos y los gastos se mantienen. Además es un producto destinado a una hostelería que ha estado cerrada

Audio

El sector de la carne de caza necesita ayuda

Alberto Sanz
Alberto Sanz

Redactor Cope Navarra

Pamplona

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:07

Entrevista con José Ángel Remirez y Arantxa Birrun sobre la situación actual de la carne de caza. José Ángel es presidente de la Federación Navarra de Caza, y Arantxa es del Centro de Caza Biurrun.

Tal es la complicada situación del sector que se han reunido con la Consejera de Economía del Gobierno de Navarra, Elma Saiz.

Desde ASICCAZA se muestra así el problema

El sector de la carne de caza se trata de un sector muy vinculado a la hostelería, al turismo y a la exportación. A diferencia de sectores como el vacuno, el del pollo y otras producciones de carne, nuestro producto, es enormemente dependiente del canal HORECA (HOSTELERÍA, RESTAURACIÓN Y EMPRESAS DE CATERING). Adicionalmente tiene mucho que ver la exportación a países europeos (Alemania, Francia, etc). En resumen, que aunque se trata de industrias y producciones cárnicas, nos encontramos con un producto, un mercado y un sector, completamente distinto a otras industrias cárnicas que también tienen nuestro mismo CNAE, o similar, pero que los mercados de venta de los productos de unas y otras industrias son total y absolutamente diferentes, siendo nuestro sector perteneciente a una CADENA DE VALOR vinculada totalmente con la restauración y el turismo. De hecho, es totalmente anecdótico la carne de caza que se vende en supermercados o tiendas de alimentación al consumidor español al contrario de lo que ocurre con otras industrias cárnicas, como por ejemplo, la derivadas del pollo, cerdo,ternera, etc. De ahí el motivo de esta carta que en síntesis viene a dar cuenta del enorme impacto que la crisis sanitaria y económica que el Covid ha tenido en nuestras industrias cárnicas de productos de la caza y derivados.

En este contexto, las empresas cárnicas de nuestro sector de actividad han sufrido de manera muy especial los efectos del confinamiento, la paralización del turismo, los cierres y limitaciones a la hostelería y la reducción del canal de salida natural de su producto. Así, por ejemplo, nuestras industrias han sufrido reducciones de hasta un 53% de su facturación, a lo que se une una bajada de precios enorme por la falta de ventas reflejados en las lonjas de nuestro sector. Es decir, se ha vendido muchísimo menos y además infinitamente más barato cuando, por ejemplo, en el caso de la caza mayor (ciervos, jabalíes, etc), las canales de estas reses se habían adquirido a precios de 2019, cuando los precios de compra (regulados por la mencionada lonja del sector) eran mucho más altos, como decíamos antes. A esta situación dantesca en materia de facturación y de precios, se unen los costes y riesgos de mantener un stock enorme de canales, despiece de canales y piezas de caza sin salida y destino y con fecha de caducidad, por tratarse de PRODUCTOS PERECEDEROS. Todo ello en un contexto de reducción drástica de las exportaciones (algo con un peso enorme en la industria de la carne de caza), países como Francia y Alemania (grandes consumidores de la carne de caza española) han tenido su restauración totalmente cerrada durante meses. La mayor parte de nuestra carne silvestre se exporta fuera de España como dicen los informes estadísticos oficiales.

Para esa reunión enviaron una carta a la consejera explicando la situación:

Como bien sabe, la industria de la carne de caza ha sufrido un enorme impacto a consecuencia de los efectos del COVID y el cierre la hostelería y el turismo (canal HORECA).

Dado que existe la posibilidad de ayudas directas a las empresas y que se está barajando la canalización de fondos para la reactivación de la economía, consideramos que nuestras industrias agroalimentarias son acreedoras de dichas ayudas.

Adjuntamos a efectos ilustrativos carta enviada a los parlamentarios españoles en la que se hace una exposición de la situación del sector que ha sufrido descensos en las ventas superiores al 50%, dato al que hay que añadir un stock enorme de carne en las salas de despiece actualmente y una bajada drástica de los precios y de sus márgenes comerciales. En esta carta se pide que dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto Ley 5/2021 de 12 de marzo de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19 las industrias y productores de la carne de caza sean también beneficiarias.

Como el principal parámetro de reparto de las ayudas se determina por códigos CNAE recogidos en el ANEXO I de dicho Real Decreto Ley y sabemos que este listado se está ampliando en cada CCAA, a fin de facilitarles la labor de búsqueda les adjuntamos los CNAE donde están incluidas las industrias y productores de la carne de caza siendo estos:

CNAE 10.11 (Procesado y conservación de carne)

CNAE 10.13 (Elaboración de productos cárnicos y de volatería)

CNAE 46.32. (Comercio al por mayor de carnes y productos cárnicos)

CNAE 01.70. (Caza, captura de animales y servicios relacionados con las mismas.)

CNAE 0150. (Producción agrícola combinada con la producción ganadera)

A fin de explicárselo con mayor detalle y que nos tengan en cuenta como sector tremendamente afectado por la pandemia solicitamos a la mayor brevedad posible con esta Consejería una reunión a los efectos de analizar la crítica situación que vive este colectivo y la posibilidad de incorporar estas ayudas a nuestras empresas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar