Los electrodomésticos pueden ayudar en la lucha contra el coronavirus

Poner cada día el lavavajillas y la lavadora a media carga son algunos de los consejos para evitar la propagación del virus

Los electrodomésticos pueden ayudar en la lucha contra el coronavirus

RedacciónPalma

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:23

Las consecuencias del coronavirus, en especial el confinamiento de la mayor parte de la población en sus casas, han obligado a cambiar los hábitos de todos. Ello afecta a la convivencia en el hogar, el aprovechamiento del tiempo adicional de ocio, las relaciones padres/hijos, las buenas y malas prácticas en casa y, por supuesto, también a los electrodomésticos.

En efecto, la acumulación de alimentos ya que todos los miembros de la familia ahora comen en casa, también la utilización de un mayor número de elementos de vajilla, cristalería y cubiertos y un menor número de ropa, las medidas de higiene obligadas y otras cuestiones hacen que en estos días los electrodomésticos se utilicen de manera diferente.

Para sacarles el mejor partido y utilizarlos de forma racional hay que seguir unos consejos:

Frigoríficos y neveras
Como se ha visto en estos días, mucha gente ha acudido en masa a los supermercados para acumular comida y otros elementos necesarios en el hogar.  La mayor parte de ella se guarda  en el frigorífico o en el congelador, pero sin amontonar las cosas porque el efecto de refrigerado se puede perder en parte. Por eso es más importante que nunca organizar correctamente su interior y aprovechar el espacio. Estas son las normas generales que uno debe cumplir:

- El refrigerador debe estar a una temperatura de unos 4 grados.
- La puerta es la zona más caliente por lo que debe utilizarse para los alimentos más resistentes a estropearse: huevos, leche, bebidas y frascos abiertos, conservas de larga duración como mayonesa, mermeladas, salsa de tomate...
- Los estantes superiores, con temperaturas menos frías son ideales para bebidas cerradas, sobras de otros días, embutido, alimentos ya cocinados, quesos...
- En los estantes inferiores debe ir la carne cruda, pescados y mariscos, preferentemente envueltos en film trasparente o envases de plástico, productos lácteos...
- En los cajones se mantienen bien los productos húmedos y frescos como frutas y verduras, más atrás los más reciente y delante los que lleven más tiempo, aunque muchas de ellas, como vemos en los propios supermercados, no necesitan frío si el ambiente no es muy cálido en la casa o si se dispone de una terraza.

Congeladores 
Sin duda en estos días se elaboran más comidas en casa. No es mala idea cocinar en exceso y congelar lo sobrante para aprovecharlo otro día. También la compra de alimentos congelados puede solucionar muchas comidas y hay infinitas posibilidades. Pero, hoy más que nunca, es necesario utilizar bien el congelador para sacarle el máximo de provecho. Estos son algunos consejos que propone Puntronic.com:

- La temperatura debe estar a unos 18 grados bajo cero y no hay meter mucha comida de golpe que puede hacer subir esa temperatura.
Nunca meter comida caliente que hará que tarde más en congelarse y provocará que se formen cristales de hielo y proliferen las bacterias. Y con el virus ya tenemos bastante como para además tener bacterias.
- Todo debe estar convenientemente envasado en bolsas, film o recipientes. Los envasados al vacío deben mantener un cierto margen ya que siempre se puede expandir el interior.
- Los congelados no son eternos. La comida cruda no debe mantenerse más de tres meses ya que perderían sabor y textura.
- Si se guardan platos cocinados o productos sobrantes, hay que hacerlo cuanto antes para que se mantengan frescos.
- Las piezas grandes conviene trocearla al tamaño de ración antes de congelarlas.
- En general no deben congelarse productos frescos porque perderán mucho, por ejemplo verduras, frutas, salvo alguna excepción, ni huevos con cáscara.
- La mejor forma de descongelar es hacerlo con tiempo, pasando los productos, sobre todo los crudos, a la parte menos fría de la nevera. Solo los guisos con salsa deben descongelarse en el microondas a la mínima potencia.

Lavavajillas
Según los últimos informes de los científicos, el coronavirus es muy persistente, y podría estar presente en los cubiertos de acero o en nuestros vasos y platos entre 13 y 72 horas. En materiales plásticos como las botellas de leche o los envases de fruta que compramos en el supermercado, por ejemplo, entre dos y tres días. El virus podrías estar también presente hasta 24 horas en una cartulina y hasta cuatro horas en unas monedas de cobre. Por ello es importante lavar cubiertos, platos, ollas y todos los utensilios de cocina con mucha frecuencia y el lavavajillas es lo ideal ya que el agua muy caliente destruye al virus. Incluso si no se llena del todo, no conviene dejarlo de un día para otro.

Lavadora 
Algo parecido cabe decir de la lavadora. Estando en casa generalmente se utiliza menos ropa, pero conviene lavarla más a menudo y no permanecer días con la misma puesta, además no hay que esperar a tener la cesta llena para poner la lavadora, es mejor a media carga así el detergente llegará mejor a todas las partes de la ropa. Puede programarse un programa corto pero con agua caliente (a unos 60 grados) y así evitar que el virus permanezca en la ropa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar