En Marea se aproxima al abismo

Las primarias se han paralizado con acusaciones de pucherazo 

En Marea se aproxima al abismo

Gonzalo Rodríguez, responsable del censo de En Marea

Alberto Varela

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 08:06

Los inscritos en En Marea no saben aún cuándo podrán votar para escoger a su próximo líder. Las primarias que se iban a celebrar este fin de semana saltaron por los aires a última hora del viernes, cuando la dirección que controla Luís Villares denunció un acceso irregular al censo- que estuvo incluso bloqueado- y decretaba una suspensión del proceso electoral interno.

La cosa no quedó ahí. A esa decisión contestó el sector crítico, con el candidato David Bruzos, que defendía que las primarias podían seguir con normalidad. Las dos facciones se acusan mutuamente de hacer trampa e incluso amenazan con ir a los tribunales. Los que creen que hubo acceso irregular al censo han notificado la situación ya a la Agencia de Protección de Datos.

Cada facción tiene un comité dentro del partido, los de Villares son mayoría en el comité de garantías que decretó la paralización, los de David Bruzos- el candidato apoyado por Podemos y por los alcaldes- controlan el comité electoral y defendían que se daban las garantías para continuar.

La situación es cada vez más tensa. En su comentario de esta mañana en la Cope Carlos Luís Rodríguez defiende que la guerra abierta en En Marea es una guerra por las listas electorales de las elecciones municipales del año que viene.

Lo más