Un diputado del BNG rompe una foto del Rey en el Parlamento

Luís Bará ha recordado el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el que sentencia que quemar fotos de los reyes es libertad de expresión

Un diputado del BNG rompe una foto del Rey en el Parlamento

Redacción Galicia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:51

Polémica en el Parlamento gallego después de que el diputado del BNG Luis Bará, que en su día fue alto cargo del Bipartito, rompiese una foto del Rey Felipe VI.

Lo hizo aprovechando su turno de palabra durante la defensa de una iniciativa en contra de lo que él considera "interpretación represiva" de los delitos de incitación al odio y enaltecimiento del terrorismo.

"Romper este retrato no es delito" decía mientras lo hacía pedazos, "sino el ABC de la democracia". "No lo quemo porque estamos en un espacio cerrado", añadía.

El diputado del BNG Luis Bará ha roto en el estrado del Parlamento de Galicia dos fotografías de Felipe VI para reclamar libertad de expresión, una modificación del Código Penal y exigir la derogación de la denominada ley mordaza.

Tras este hecho, el PPdeG ha pedido una llamada al orden para el diputado nacionalista y que "se saquen las consecuencias legales oportunas".

El BNG ha presentado una proposición no de ley, rechazada por el PPdeG, por lo que no ha salido adelante, para "demandar al Gobierno del Estado la modificación del Código Penal y la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana para impedir la actual interpretación de los delitos de incitación al odio y enaltecimiento del terrorismo".

Bará ha subido a la tribuna con una bandera gallega con una estrella roja de cinco puntas (la conocida como "estreleira") y dos fotografías de Felipe VI, que ha dicho que ni romperlas ni quemarlas es delito, sino un acto legítimo de discrepancia política, según ha sentenciado el Tribunal Europeo, ha dicho.

Acto seguido, ha roto ambas imágenes y ha matizado que no las quemaba debido a que el Parlamento es un recinto cerrado, acción que ha sido protestada posteriormente por el PPdeG.

El portavoz del grupo mayoritario, Pedro Puy, ha pedido al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, "una llamada al orden", que no efectuó en su momento ya que no estaba en la sala, debido a que considera que un miembro de la Cámara faltó "al respeto a alguna institución".

"Respetamos la libertad de expresión de todo el mundo", ha continuado Puy que, no obstante, ha considerado que la rotura de las imágenes ofende "a quien simboliza la unión de España, la Constitución democrática de 1978 y a todos los españoles que acreditamos en esa norma democrática".

Por ese motivo, espera que "se saquen las consecuencias legales oportunas", aunque Santalices no ha llamado al orden al diputado, pues en ese momento presidía la sesión Diego Calvo, vicepresidente primero de la institución, que es también presidente provincial del PP de A Coruña.

Luis Bará (BNG), durante la defensa de la proposición, ha explicado que su objetivo es "instruir en democracia" al Partido Popular, en especial tras la sentencia europea que enmarca la "quema de fotos en el ámbito de crítica política".

Ha considerado que la legislación española ampara a una "minoría privilegiada", que en realidad cree que "tiene que protegerse de sí misma: la Monarquía española tiene al enemigo en casa", ha proseguido.

En el debate de esta iniciativa ha participado el diputado del PPdeG Alberto Pazos Couñago, que ha concluido su intervención rompiendo, a su vez, una fotografía en la que miembros del BNG acompañaban a Arnaldo Otegi y ha pedido a los nacionalistas que "dejen trabajar a los tribunales" y los ha acusado de no creer ni en la democracia ni en la separación de poderes. 

Lo más