COPE

La avenida de Lugo en Santiago estará terminada "entre agosto y septiembre"

El principal acceso del Camino Francés al casco histórico compostelano lleva levantado dieciséis meses, tras los retrasos acumulados por la pandemia y algunos imprevistos en obra

Audio

Patricia Iglesias. Redacción COPE Santiago

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:45

"En unas semanas se podrá disfrutar de un espacio diferente y más amable para todo el mundo": lo asegura en declaraciones a Cope Santiago el director de la Axencia Galega de Infraestructuras, Francisco Menéndez, en referencia a una de las obras de más envergadura que hay en marcha en estos momentos en Santiago, la reforma de la Avenida de Lugo. El final se ve ahora entre agosto y septiembre "por los plazos que nos da la UTE que lleva la obra".

No pudo ser en primavera, como se había previsto inicialmente, ni tampoco para la celebración del Apóstol, como se anunció después: van dieciséis meses ya de intervención, un tiempo en el que "pasó casi de todo", asegura. Recuerda Francisco Menéndez que "cuando iba a empezar obra en marzo de 2020, se hizo programa de tráfico detallado con todas fases... que a los diez días, con el estado de alarma, se tuvieron que romper". Luego surgieron obras de canalizaciones, renovación de abastecimiento y sanemaniento que no estaban previstas y se abordaron intentando generar las mínimas molestias", según defiende el alto cargo de la Xunta.


OBRA COORDINADA CON LA INTERVENCIÓN EN CONCHEIROS

Francisco Menéndez afirma que en estos momentos "los trabajos avanzan muy rápido porque se está interviniendo en muchos puntos a la vez". Esperan que con el descenso de circulación en el mes de agosto, se le pueda dar el empujón definitivo.

Todo el mundo sale ganando con las dos rotondas que están funcionando muy bien

Defiende que ha sido beneficioso que los trabajos hayan coincidido con la humanización de la vecina rua Concheiros, una obra municipal, porque "se han podido compartir recursos, se han coordinado las canalizaciones y se ha evitado extender demasiado la afección a toda la zona", dice. Vamos: que la sensación de obra sin fin que tienen muchos residentes no sea todavía más prolongada.

Audio


El director de la Axencia Galega de Infraestructuras advierte de que todavía hay muchos detalles que se aprecian ahora al pasar por la zona que no son los definitivos: "el árido blanco de la zona central va a destacar mucho más sobre el aglomerado".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Uno de los principales cambios estará en la gran plaza central en la que se va a convertir lo que hasta ahora era la glorieta en la que confluyen la Avenida de Lugo y Concheiros: "una zona de tránsito recuperado para las conexiones peatonales".

La avenida tendrá dos carriles en cada sentido de circulación, igual que ahora, pero sólo se mantendrá uno de los semáforos: el resto de los cruces se resuelven con glorietas que "ya están funcionando muy bien", asegura Menéndez. Eso sí: habrá que acostumbrarse a levantar el pie del acelerador, porque la zona está limitada a 20 kilómetros por hora.





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo