Boletín

EUROCIUDAD

Fragoso, asistirá al acto conmemorativo del 360 Aniversário da Batalha das Linhas

Esta batalla se libró el 14 de enero de 1659 entre los ejércitos de España y de Portugal, en Elvas.

Se saldó con una estrepitosa derrota española tras un ataque portugués a las trincheras al alba.

Batalla das Linhas

REDACCIÓN Elvas (Eurociudad Badajoz-Elvas- Campomaior)

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:48

En 1658 un ejército español, comandado por Luis de Haro, acampaba en la frontera del río Caya, con catorce mil hombres de infantería, cinco mil de caballería, artillería y pertrechos. Transcurrieron varios días en que los españoles prepararon el cerco de Elvas y los portugueses la defensa de la ciudad. Luis de Haro distribuyó sus tropas a lo largo de trincheras, dando órdenes para que se realizase una estrecha vigilancia para impedir que Elvas recibiese avituallamientos o cualquier otra clase de ayuda del exterior, de tal modo que solo la llegada de un verdadero ejército pudiese evitar la capitulación de la plaza. La reina madre Luisa de Guzmán decidió llamar a António Luís de Meneses, conde de Cantanhede, para entregarle el mando general de las tropas portuguesas en el Alentejo y transferir al mismo teatro de operaciones a Sancho Manuel de Vilhena, que pasó a asumir las funciones de "Mestre de campo general". Las tropas españolas, instaladas en las dos colinas más próximas, comenzaron a bombardear la ciudad de Elvas, desatando el pánico e infligiendo copiosas bajas a la población. Pero el mayor peligro era la peste, que causaba cerca de trescientas muertes al día.

Así comenzaba la Batalha das Linhas que se saldó con una estrepitosa derrota de las tropas españolas tras un sorpresivo ataque a las trincheras por parte de las tropas que el conde de Cantanhede reunió en Estremoz como ejército de socorro. Las pérdidas sufridas por los españoles en esta batalla fueron enormes. De los 17 500 hombres que participaron en la batalla de las líneas de Elvas bajo el mando del primer ministro español, D. Luis de Haro, tan sólo 5 000 soldados de infantería y 1300 caballeros consiguieron refugiarse en Badajoz, según se averiguó en el recuento efectuado en esta ciudad el día después de la batalla,4 mientras que toda la artillería, 5,000 hombres (además de 600 enfermos y heridos enviados a Badajoz), 15 000 armas de fuego y todos los pertrechos y la correspondência oficial fueron capturados por los portugueses.

La abrumadora victoria sobre España permitió a Portugal no sólo conservar su independencia, sino también revertir una situación militar que parecía desesperada. La batalla de las Líneas de Elvas obligó a España a firmar el Tratado de los Pirineos, en ese mismo año de 1659, donde la perdió a Francia varios territorios europeos con el objetivo de concentrar todas las fuerzas en la sumisión del reino rebelde.

Hoy en día esta batalla se ha convertido en motivo de fiesta recreacionista en la que se puede disfrutar del impresionante patrimonio de la localidad y en la que el Alcalde pacense, a pesar de pertenecer al bando "perdedor", acude cada año y, en concreto en este 2019 lo hace en calidad de Presidente de la Eurociudad Badajoz-Elvas- Campomaior.

Lo más