Boletín

Nafti: "Buscámos la victoria en todo momento. Son 9 puntos consecutivos. El equipo está creciendo".

Rueda de prensa del entrenador del CD Badajoz tras el partido que ganó su equipo en el municipal de Santo Domingo de El Ejido.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:14

El Ejido 2012: Aulestia; Emilio (Ezequiel Lamarca, min. 57), Fermín, Uru, Sergio Sánchez; Gabri (Sergio, min. 46), Tomás, Artiles; Samu Corral, Jesús Rubio (Velasco, min. 68), Kiu.

Badajoz: Kike Royo, Juanjo, Eneko, Mario, Cristian; Cidoncha, David Martín (Candelas, min. 68), Moha Kamal (José Ángel, min.77); Eder, Francis Ferrón (Guzmán, min. 86), José Higón.

Goles: 0-1: minuto 19, David Martín. 0-2: minuto 61, David Martín.

Árbitro: Escudero Marín (Castellano-Manchego). Tarjetas amarillas a Kamal, Gabri, Cristian Pérez, Samu Corral, José Ángel.

Estadio: Santo Domingo.

Espectadores: 1200

El municipal de Santo Domingo albergó un soporífero duelo donde el único que quiso poner algo de fútbol fue el CD Badajoz, con un quipo local que atraviesa una pésima racha de datos y de identidad. Los de Nafti llevaron el peso del partido, pusieron los goles (dos) y las ocasiones (al menos otras dos clarísimas).

El primero de llos llegaba en el minuto 19: un fallo en la entrega en zona medular que aprovechó David Martín, el pequeñito de los blanquinegros, que minutos antes había avisado con un tiro al palo, para batir con una vaselina a Aulestia en el mano a mano firmando un gol de bandera.

Ante este tanto, llegó una mínima reacción del Club Deportivo El Ejido a la media hora de juego con un centro desde la derecha de Kiu y un cabezazo de Samu Corral que se marchó fuera. Pero estar reacción era un querer y no poder: el CD Badajoz era el que seguía marcando la pauta en lo que a ocasiones de peligro se refiere con Francis Ferrón teniendo en sus manos el 0-2 nada más reanudarse el encuentro. Y fue justo tras esa jugada cuando los celestes realizaron su única acción de peligro tras un centro de Kiu y remate de Samu Corral que, esta vez sí, obligó a Kike a lucirse para evitar el tanto. 

No perdonó el equipo de Naftien el 62’ tras otra recuperación en el centro del campo y balón para Higón que conectó con David Martín en el segundo palo para hacer un 0-2 que fulminó el partido. Y de ahí al final solo hubo agonía, pitos en la grada y un equipo que sigue paralizado.

Lo más