Las Sociedades musicales piden a la Generalitat ayuda urgente para su supervivencia

Declaradas Bien de Interés Cultural, la FSMCV defiende que sus Sociedades Musicales estén amparadas bajo la protección de la ley de Patrimonio Cultural Valenciano.

ctv-krl-msicos-participando-en-la-convocatoria-por-el-da-de-santa-cecilia

Carles Villeta

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:42

Los músicos de nuestras bandas fueron uno de los colectivos protagonistas en muchos momentos de nuestro encierro, ahora aliviado en la desescalada, ofreciendo incluso conciertos desde sus balcones para acompañarnos en las fiestas que no estábamos pudiendo celebrar. Ahora con el paso del tiempo, la paralización absoluta de su actividad y sin visos de recuperación alguna, la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valencia (FSMCV) ha tasado en más de 5 millones de euros las pérdidas económicas sufridas entre los meses de marzo y mayo como consecuencia de la grave crisis producida por el Covid-19.

Esta entidad representa a 557 sociedades musicales y sus más de 600 centros educativos repartidos por todo el territorio de la Comunidad Valenciana. El colectivo, que agrupa a más de 1.100 bandas de música, 200 orquestas de cámara y sinfónicas, 200 corales, 5.300 profesores, 50.000 músicos, 60.000 alumnos y más de 200.000 socios, se encuentra en grave riesgo de supervivencia. Por ello, la FSCMV ha presentado una solicitud de ayuda a Generalitat Valenciana, Diputaciones y Ayuntamientos rogando que se atienda con carácter de urgencia.

Las sociedades musicales de la Comunidad Valenciana han visto afectadas sus agendas de forma dramática a causa de la cancelación de todo tipo de fiestas y celebraciones. Dándose la coincidencia de que la paralización de las actividades culturales ha llegado en un momento de gran concentración de actos, como es el caso de los conciertos y actos festivos programados desde las Fallas, la Magdalena, les Fogueres de Sant Joan, Semana Santa, festividad de San Vicente, Comuniones, El Corpus, la Trilogía festera de los Moros y Cristianos de Alcoi, y multitud de fiestas locales repartidas por toda la Comunidad Valenciana. A esta situación se une la imposibilidad de realizar ensayos con las diferentes unidades artísticas y la deriva que puede resultar respecto a la permanencia de los directores artísticos de las bandas y otras unidades artísticas, con una pérdida de empleo y cultura irreparables.

Además, las Escuelas de Música también se encuentran en una delicada situación. A pesar de un grandísimo esfuerzo por parte del colectivo para adaptarse a métodos de enseñanza a distancia, y con la correspondiente inversión en cada uno de los casos, se estima que a fecha actual ya se ha perdido más de un 10% del alumnado, a lo que cabe añadir la necesidad de efectuar las adaptaciones para cumplir con las medidas de salud y sanitarias necesarias en las escuelas de música y locales de ensayos de cara a lo que se ha denominado “la nueva normalidad”. “El daño que esta situación de emergencia está infligiendo a la enseñanza musical no tiene comparación ni precedente histórico en la larga trayectoria de las Sociedades Musicales, muchas de ellas ya centenarias e incluso bicentenarias", comenta Daniela González, Presidenta de FSMCV. Como consecuencia, el futuro a corto plazo de las Escuelas de Música está amenazado. La FSMCV estima una más que posible pérdida de entre el 30% y el 40% del alumnado para el curso escolar 2020-202, lo cual provocaría la falta de viabilidad de la mayoría de ellas.

Cabe recordar que las sociedades musicales fueron declaradas Bien de Interés Cultural Inmaterial en 2018, y la ley de Patrimonio Cultural Valenciano preceptúa, además, el deber de los poderes públicos de velar por la preservación de aquellos bienes que hayan sido objeto de la máxima protección como Bienes de Interés Cultural.

En palabras de su Presidenta: “Sin lugar a dudas es ahora cuando realmente se debe demostrar la verdadera aplicación práctica de dicha trascendental declaración institucional del fenómeno por excelencia de todos los valencianos, la música y sus bandas.”, defiende Daniela González. “La Generalitat, las Diputaciones y los Ayuntamientos en las poblaciones que albergan Sociedades Musicales portadoras de la esencia del BIC, deben de actuar de inmediato, al unísono y simultáneamente, estableciendo el plan de ayudas extraordinarias que sean necesarias que procuren la pervivencia de nuestras 557 Sociedades Musicales y sus más de 600 centros educativos.”, concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Un café con Chicas del Deporte

Un café con Chicas del Deporte

Ver