Boletín

LA LUCHA CONTINÚA

Las cucarachas desaparecen en Valencia mientras en Sueca se resisten

El Ayuntamiento de Sueca se ve obligado a multiplicar los esfuerzos contra la proliferación de cucarachas y roedores.

Valencia

B. Picornell

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:13

Inesfly es la pintura que ha ganado la batalla a las cucarachas en Valencia. Desde el año 2015 se experimentaba con el insecticida que hoy es motivo de celebración para el concejal de Sanidad en Valencia, Emiliano García, que explica que el éxito de su eficacia radica en que el producto mata a la cucaracha pero, además, impide que salgan de las alcantarillas. 

El éxito del insecticida en Valencia es tal, que el edil asegura que el año que viene se multiplicará el presupuesto destinado al insecticida que ha limpiado las calles valencianas. Un éxito que también tiene responsibilidad en la ciudadanía: "los avisos y denuncias al 010 de avistamientos de cucarachas o roedores han facilitado el trabajo." Las fumigaciones se han concentrado sobre todo en la zona marítima valenciana ya que "los expertos aseguraban que tenía más riesgo de aparición de roedores" según Emiliano García. 

SUECA: EN EL FRENTE CONTRA LAS CUCARACHAS

Sin embargo, el municipio valenciano, todavía no celebra una victoria: el Ayumtabiento de Sueca se ha visto obligado a contrar por segunda vez los servicios de la empresa alicantina encargada de la fumigación. El concejal de Sanidad en Sueca, Jose Miguel Giménez, explica que también se realizó en junio la fumigación, sin embargo, "como este año hay más plaga no hizo el efecto esperado, se ha hecho por segunda vez." Desde el pasado 10 de agosto se está llevando a cabo la limpieza en las calles del municipio. 

En concreto, las zonas en las que se ha reforzado el tratamiento contra la presencia de insectos y ratas han sido las avenidas del Maestro Serrano y del Arroz; las calles Raconà del Xúquer, Sequial y Templarios; la Ronda del País Valencià; la calle València, especialmente a la altura del aparcamiento; la calle Jaume I; la calle La Vinya, del Mareny Blau, a la altura del número 15; y la zona de Motilla, en la playa de Les Palmeres.

Pero sobre todo, el concejal de Sanidad de Sueca, también pone el acento en la ciudadanía: subraya la importancia de la colaboración de los propietarios de grandes solares. Anuncia que se han llevado a cabo dos requerimientos, debido a que su propietario no estaba dispuesto a fumigar sus solares y los vecinos "están hartos". 

Lo más