COPE

El PP denuncia deficiencias en el hospital de campaña de La Fe

Dos informes de prevención de riesgos laborales alertan de deficiencias en la climatización y en los cuadros eléctricos

Bonig y Puig

GVA

Ana Matamales/Europa

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:31

La líder del PP valenciano, Isabel Bonig, ha reclamado este miércoles al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, que revise las "deficiencias" detectadas en los hospitales de campaña para la puesta en marcha de las 280 camas COVID para leves o moderados, así como que las restricciones se decidan "con una sola voz" y no las tres del tripartito.

En su recunión con el President de la Generalitat, la líder popular ha denunciado deficiencias en el hospital de camaña, según dos informes del servicio de prevención de riesgos de La Fe (uno del 6 de noviembre y otro de este mismo lunes) advirtiendo de que no reúne las condiciones necesarias en materia de cuadros eléctricos o climatización por el frío. "Todos sabíamos que abrirlos con estas temperaturas no parecía lo más adecuado", ha declarado asegurando que era su "obligación moral" ponerlo en conocimiento.

Por tanto, Bonig ha exigido que, o se abren "con todas las garantías", o las 280 camas anunciadas este martes para los tres hospitales en València, Alicante y Castelló sean trasladadas a Feria Valencia o "llamar al Ejército y que se monte algo rápido".

También ha vuelto a pedir que haya gestores sanitarios en el grupo de expertos que asesora al Consell y que la derivación de pacientes a la privada se establezca en un plan coordinado, además de ofrecer la colaboración del PP y pedir que los hospitales públicos tengan otros privados "de referencia". Y ha reclamado más rastreadores y test de antígenos porque cree que es lo que está fallando en la Comunitat.

De cara al futuro, ha planteado que haya un grupo post-vacunación para hacer pruebas serológicas a los vacunados cuando reciban los dos pinchazos. Puig, según ella, le ha comunicado en que ya "están trabajando" en ello.

Menos impuestos para la hosteleria

Otras de sus peticiones son que el Gobierno permita bajar los impuestos a la hostelería y el comercio en función de las limitaciones de horario y aforo, que "diga la verdad" a los ayuntamientos sobre la situación crítica de la pandemia en la Comunitat o que la Conselleria de Sanidad cree un grupo para analizar la efectividad de las vacunas una vez se apliquen las dos dosis.

Así se lo ha transmitido en una reunión "cordial" en el Palau de la Generalitat antes de otra entre Puig (PSPV) y el líder de Cs, Toni Cantó. La última vez que el 'president' se reunió con los portavoces de la oposición fue el 22 de octubre.

Bonig ha pedido al President que "no sea un gobierno con tres voces" porque "no se puede dar la sensación de que hay expertos del PSOE, Compromís y Podemos". "Lo que tengan que hablar, que se quede en estas paredes", ha recalcado para exigir unidad de criterio cuando cualquier miembro del Consell dé su opinión, ya que ve descontrol y cree que "la gente no sabe a qué atenerse" ante sus diferencias por el confinamiento.

Bonig ha insistido en que las restricciones "por sí solas no son suficientes si no van acompañadas de gestión". "No estamos aquí para hacer política. Podría ser muy dura, pero me voy a morder la lengua porque la situación es extremadamente complicada y el PP no es un partido ni de oposición ni de kale borroka: somos un partido de gobierno y responsable. Pediremos responsabilidades políticas por la gestión, pero ahora no es el momento", ha garantizado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo