• Viernes, 19 de julio 2024
  • ABC

COPE

¿Sabes qué sierra tienes que subir para ver una de las cruces más grandes de la provincia?

Hace años el lugar tenía un carácter mágico y servía para evitar que las tormentas dañaran la huerta

¿Sabes que sierra tienes que subir para ver una de las cruces más grandes de la provincia?
Isabel Bartolomé
Redactora de COPE Alicante

Alicante

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10 may 2024

Alicante no es sólo sol y playas. La provincia tiene un interior que merece la pena conocer y recorrer a través distintos senderos y rutas de norte a sur.

Uno de esos lugares de interés está en la Vega Baja, en Orihuela, su capital. Allí se encuentra la conocida como la Cruz de la Muela coronando la montaña. Se trata de una infraestructura de hierro de más de 1.200 kilos y unas dimensiones de 14,80 metros de altura por casi 8 metros de brazos, sostenida por una peana de cemento de 1,60 metros. Hoy se ha convertido en todo un símbolo de la localidad. Fue levantada inicialmente hace siglos. Las crónicas sitúan el 26 de febrero de 1411 como la fecha en la que San Vicente Ferrer propuso que se instalara.

En el siglo XVII se tiene constancia de la existencia de varias cruces, situadas en distintas elevaciones de la Sierra de Orihuela con un ritual específico para evitar las tormentas que se dirigían hacia la huerta, mediante colocación de palma bendita, cera y corporales y bendición de términos. A partir de finales del XVIII, la única cruz documentada es la de La Muela, a ella están relacionados el Capellán de la ciudad y posteriormente los Capuchinos, que serán los encargados de realizar la bendición de términos. A lo largo del tiempo se sucedieron varias cruces de madera, que eran repuestas conforme se deterioraban, con periodos incluso en que no hubo ninguna cruz. En 1910 se colocó la primera cruz de hierro, que fue destruida en 1936. En 1939 se instaló una cruz de madera y en 1942 la nueva cruz de hierro, construida por el herrero Vicente Marín Terrés. Esta última cruz fue aserrada en su base por unos desaprensivos durante la noche del 1 al 2 de enero de 1985, colocándose en su lugar, de forma provisional una cruz de madera, hasta que concluyó su restauración y fue repuesta el 27 de junio del mismo año.

Esta Cruz era, paradojicamente, para evitar que las tormentas dañaran la huerta. Unas tormentas que cada vez son menos frecuentes que caigan en esta zona castigada por la sequía.

La mole se eleva sobre el cerro la Muela, a 465 metros, y se ha convertido en un mirador hacia los llanos cultivados de la Vega Baja regados por el río Segura.

La subida clásica a la Cruz de la Muela se inicia en la urbanización Montepinar, siguiendo las marcas del sendero de pequeño recorrido PR-CV 59. La senda asciende en grandes lazadas, buscando el trazado más idóneo entre múltiples barrancos y lomas, cambiando con frecuencia de vertiente. Así se llega hasta el Collado de la Muela, punto desde el que comienza la sencilla subida final, de ida y vuelta, hasta la enorme cruz.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo