Boletín

FÚTBOL

El parón navideño pasa factura al Galapagar

Los de Javier Arroyo no pueden con el San Roque (1-0) y pierden el liderato - El Torrelodones consigue un punto ante la Escuela de Fútbol Concepción (1-1) 

El Galapagar cae y pierde el liderato

El Galapagar cae y pierde el liderato

Darío Novo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:43

Los parones perjudican a los líderes, cortan rachas, estados de forma y de los otros. El CD Galapagar no pudo vencer en su primer partido del 2019 y cayó ante el San Roque. Un único tanto, de Jaime Poza, en el minuto 20 de la primera mitad, hace que el conjunto de Javier Arroyo pase del liderato a la tercera plaza.

Doble lectura también: los galapagueños se quitan la presión de defender un primer puesto que compiten contra entidades de máximo nivel, con un presupuesto infinitamente superior, con proyectos creados por y para el ascenso. Pasan a ser terceros ya que la Escuela Deportiva Moratalaz venció 2-1 al Coslada y el Torrejón empató a cero con el Complutense Alcalá. Los de la capital son ahora líderes en solitario con 33 puntos y los del corredor del Henares se sitúan segundos, empatados a 31 puntos con los serranos, superados por el gol average particular.

Por su parte el Torrelodones arrancó un valioso punto en Madrid. Uno a uno ante la Escuela de Fútbol Concepción. El punto para los de Willy Galán fue conseguido con un tanto de David Hernández en el 10 de la primera mitad que fue igualado por Javier Esparza desde los 11 metros apenas 5 minutos después. Con este punto, los torresanos son decimosextos con 12, cuatro por encima del colista.

En el otro encuentro de Regional Preferente de los conjuntos de la comarca, el Club Unión Collado Villalba cayó en casa por 1-4 ante el Sporting Hortaleza. Nuevo varapalo para los villalbinos que solo pudieron maquillar el resultado con un gol desde el punto de penalti transformado por Carlos Rodríguez en el 72 de partido, cuando ya Luis Grise, Marcos Aranda y Erik Ruiz habían puesto el 0-3 en el marcador. El cuarto tanto madrileño fue obra de Jorge Molino dos minutos después de la pena máxima villalbina. Con 8 puntos, el conjunto entrenado por Juan Carlos Martín y David García Aguilar sigue colista empatado con el Colmenar Viejo.

El Atlético no falla

Imparables. Al Atlético Villalba, los parones no afectarle. Líderes en solitario en Primera de Aficionados, tal y como acabaron el 2018, y con la misma contundencia. Los rojiblancos vencieron por 2-4 ante el EFMO Boadilla en el encuentro que cerró la jornada. Jorge Díaz en el 15 y el 31, y Tarek Boulbars en el 26, pusieron un cómodo 0-3 en el marcador cuando apenas había transcurrido media hora de partido.

Pero nada es fácil. Aitor Amigo, en el 37, y Mario Matarrubia en el 77, lograban un 2-3 que puso en aprietos a los villalbinos. Braiden desatascaría todo al borde del final. 40 puntos para el conjunto que preside Manuel Bermejo a quien sigue en la tabla con 34 puntos el Sanse B, que venció por 9-2 al Celtic Castilla, y el Rayo Alcobendas con 33, que hizo lo propio en su visita al campo del Unión Aravaca.

El palo, la derrota del Hoyo de Manzanares. 1-0 y como más duele, en el minuto 89 del encuentro ante el Calasanz Pozuelo. El tanto de Aarón Abreu deja a los hoyenses en la cuarta plaza con 31 puntos, a tres del Sanse que marca el ascenso.

Los otros partidos con equipos de la comarca se dividen en cal y arena. La de arena, la del filial del Galapagar que en un encuentro de goles, cae en casa por 3-5 ante el Siete Picos Colmenar. Con la derrota, los galapagueños son novenos con 20 puntos. Comodidad en la zona media de la tabla.

La de cal, la del Cerceda que, poco a poco, muy poco a poco, va sumando. En esta ocasión un punto para el casillero. Adrián Sanz puso en el 89 la igualada ante Las Rozas B que se adelantó en el 15 con gol de Gonzalo Prieto. El punto sirve en lo moral para dejar el puesto de colista que ahora ocupa el Santa María Caridad. Eso sí, empatados a 10 puntos en un tren de cola en el que está también el EFMO Boadilla que es decimosexto.

Lo más