COPE

El Escorial adquiere 50 medidores de CO2 para los centros educativos

El objetivo es garantizar una correcta ventilación en las aulas en la vuelta a clase tras las Navidades. El Ayuntamiento ha invertido 10.000 euros

El Escorial ha adquirido 50 medidores de CO2

El Escorial ha adquirido 50 medidores de CO2

El Escorial

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:02

El Ayuntamiento de El Escorial prepara la 'vuelta al cole' tras las vacaciones navideñas y, para ello, ha destinado una partida cercana a los 10.000 euros para la adquisición de un total de 50 medidores de CO2. El objetivo es garantizar la correcta ventilación de las aulas.

La adquisición se ha realizado desde la Concejalía de Educación en coordinación con la Dirección de Área Territorial Madrid Oeste, atendiendo a las necesidades de los centros educativos

Los medidores se destinarán a los colegios públicos Felipe II y Padre Gerardo Gil, así como a la Escuela Infantil La Dehesa y el instituto El Escorial.

Se utilizarán en un "aula testigo”, un espacio de características normales que puede servir para estandarizar mediante extrapolación el comportamiento del resto de aulas del centro. Así, una vez que se conoce el comportamiento de ese aula testigo, se puede extender al resto de similares características en cuanto a superficie, volumen, y ocupación.

VENTILACIÓN ADECUADA

La instalación de medidores de CO2 en lugares utilizados por grupos de personas, durante más de una hora, es una medida posible y deseable, ya que la concentración de dióxido de carbono es un indicador del nivel de ventilación.

El CO2 se genera por la respiración de las personas, y, por lo tanto, en un aula cerrada, tiende a incrementarse a un ritmo constante para un determinado número de personas.

Cuanto menor sea el nivel de CO2 más aire exterior hay en el aula. De esta forma, un valor entre 500 y 700 ppm (partes por millón) sería un valor aceptable, pero si llegara a 800 ppm, habría que ventilar de forma obligatoria e inmediata mediante la apertura de las ventanas y las puertas.

La Comunidad de Madrid, que adquirió a principios de diciembre 5.000 medidores de CO2 para repartir entre los centros educativos de la región, recomienda la ventilación natural cruzada en los espacios cerrados para evitar la transmisión de la COVID-19. Por ello, se considera necesario abrir las ventanas 15 minutos al entrar en un aula o la ventilación continua en aseos.

En la inmensa mayoría de las dependencias y aulas donde se desarrollan actividades docentes es posible generar la ventilación natural cruzada, ya que disponen de ventanas o puertas exteriores. Dado que los 15 minutos al inicio y al final de cada jornada y durante el recreo no es tiempo suficiente para ventilar, es necesario abrir ventanas y puertas cuando también estén las clases ocupadas.

En el caso de registrarse temperaturas invernales extremas, es mejor realizar un mayor número de ventilaciones más cortas en lugar de tener las ventanas parcialmente abiertas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar