COPE

El Hospital de Bellvitge realiza el primer transplante con un corazón 'parado' en Cataluña

Esta intervención pionera aumentará hasta un 30% los transplantes de corazón

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:05

El Hospital de Bellvitge ha realizado el primer transplante cardíaco a partir de un corazón extraído de un donante fallecido en asistolia controlada --con el corazón parado--en Cataluña, ha explicado el director de los programas de Transplantes del centro, Nicolás Manito. Se trata de la octava intervención de este tipo en España y ha añadido que, a nivel mundial, este procedimiento se ha empezado a realizar también en Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Bélgica.

El director de la Organització Catalana de Trasplantaments (Ocatt), Jaume Tort, ha destacado que esta intervención abre la puerta a una nueva fuente de corazones disponibles para trasplante, porque en Cataluña hasta ahora no se habían realizado trasplantes cardíacos de donantes fallecidos en asistolia. De hecho, Tort ha detallado que en los últimos cinco años en Cataluña se había logrado trasplantar con "éxito" riñones, hígados, pulmones y páncreas de donantes en asistolia controlada, a excepción del corazón, por lo que ha destacado la importancia de esta intervención.

El receptor ha sido un hombre de 54 años con una miocardiopatía dilatada que le afectó durante 14 años y que "cada día se agravaba más" y, tras la intervención, ya ha sido dado de alta y evoluciona favorablemente, ha explicado el propio paciente.

La intensivista y miembro del equipo de Coordinación de Trasplantes del hospital Eva Oliver ha explicado que la donación en asistolia se produce a partir de donantes que fallecen tras una parada cardiorrespiratoria, que implica que los órganos se deterioran rápidamente por la falta de flujo sanguíneo.

Así, Oliver ha subrayado que el proceso de donación es de "mayor complejidad" que el posterior a un fallecimiento por muerte encefálica por lo que, una vez certificada la defunción del donante, se realizan una serie de procedimientos para recuperar la función del corazón y evaluarlo para el trasplante.

"Es un proceso lento y complicado", ha detallado Oliver sobre estos procedimientos, que están sujetos a una serie de tempos: si en 20 minutos no se diagnostica la muerte del donante tras la ausencia de circulación, el corazón no es viable para trasplante; en caso de serlo, se precisa de entre media hora y 50 minutos para ver cómo vuelve a latir y si contrae bien, entre otros; y finalmente entre 30 y 45 minutos para comprobar que funciona bien por si solo.

El cirujano cardíaco del centro hospitalario Fabrizio Sbraga ha detallado que la técnica de extracción que se utilizó en este caso fue la perfusión regional normotérmica (PRN) en el donante, con ECMO --una herramienta que sustituye temporalmente la función del pulmón o el corazón--.

Con esta técnica se mantiene la sangre del donante circulando, una vez certificada su muerte, para mantener oxigenados los órganos, seguida de una preservación estática en frío del injerto, y si el estado del corazón es el adecuado, se implanta igual que un trasplante cardíaco de donante en muerte encefálica.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo TRECE en salida: 'Perseguidos pero no olvidados"

TRECE en salida: 'Perseguidos pero no olvidados"

Con Raquel Martín

Ver TRECE