Un perro, víctima de la ola de calor en Valladolid

El Colegio de Veterinarios advierte de la importancia de tener siempre a disposición de estos animales agua fresca y limpia

Rescate de un perro por parte de los Bomberos de Valladolid

Javier Luna

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:08

Una actuación conjunta del Cuerpo de Bomberos de Valladolid y la Policía Municipal no ha impedido la muerte de un perro que se encontraba el mediodía del jueves en una terraza a pleno sol. Ese día, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, la temperatura máxima alcanzó los 37,2 grados. Muy cerca de la máxima historica de un mes de junio, situada en 38,8 grados y registrada el 26 de junio de 2012.

El fallecimiento del animal ha coincidido con la difusión, por parte del Colegio Oficial de Veterinarios de Valladolid, de una serie de consejos a seguir durante la época estival. Según apuntan desde el Colegio, los animales no pueden desprenderse de su abrigo natural y, además, determinadas razas tienen una fisiología no adaptada a las altas temperaturas, lo que hace que puedan tener problemas "importantes" para disipar el calor corporal.

Por ello, recuerdan desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Valladolid, es "de suma importancia" seguir unos consejos mínimos como son nunca dejar a un animal de compañía en el interior de un vehículo, ni siquiera con las ventanas bajadas, ya que "se compromete mucho su capacidad de refrigeración natural".

También se plantea evitar sacar a los perros a hacer ejercicio en las horas más calurosas del día, aun cuando pueda parecer que están disfrutando del paseo o del juego, y tampoco someterlos a situaciones estresantes, pues "aumentan su metabolismo y, por lo tanto, su calor corporal". Por último, se aconseje tener siempre a disposición de estos animales agua fresca y limpia.

Lo más