Boletín

Descubierto un fraude de 400.000 litros de gasóleo agrícola usado indebidamente por empresas en Valladolid

En La Mudarra, Villalba de los Alcores y en una nave industrial situada en en el Polígono de San Cristóbal

Fraude

Redacción Valladolid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:20

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han descubierto un fraude por uso indebido de gasóleo bonificado agrícola por parte de tres empresas de la provincia de Valladolid que emplearon unos 400.000 litros de este tipo de combustible para vehículos de transporte por carretera y maquinaria, con lo que el ahorro ilícito se cifra en torno a los 120.000 euros.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil en un comunicado, se han llevado a cabo investigaciones en una obra que se lleva a cabo en La Mudarra; en una finca en la localidad de Villalba de los Alcores y en una nave industrial situada en el Polígono de San Cristóbal de la capital vallisoletana.

Se han instruido 21 actas denuncias ante la Ley de Impuestos Especiales y las empresas presuntamente defraudadoras habrían recibido alrededor de 400.000 litros de gasóleo bonificado durante los últimos cuatro años y el fraude por la diferencia con el gasóleo de tipo normal alcanzaría los 120.000 euros.

La operación se inició hace dos meses tras detectar la Agencia Tributaria la posible utilización de gasóleo bonificado como carburante en vehículos no autorizados, pertenecientes a una empresa.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, se pudo comprobar que las empresas responsables de la comisión de estas infracciones están participadas por dos hermanos, vecinos de Valladolid, que son socios o representantes de las mismas.

Las actividades de estas empresas son, principalmente, el transporte de mercancía por carretera y la construcción, en ámbito regional.

Las empresas disponían entre su flota de vehículos de diversa maquinaria agrícola para la que supuestamente adquirían grandes cantidades de gasóleo bonificado. Esta cantidad de gasóleo bonificado era, según señala el comunicado de la Benemérita, "totalmente desproporcionada" para los vehículos agrícolas, pero desviaban dicho gasóleo al resto de vehículos de las empresas, mayoritariamente de transporte por carretera y maquinaria de obras.

Esta colaboración entre la Guardia Civil de Valladolid y Agencia Tributaria culminó con la inspección a diferentes vehículos de las empresas investigadas, los cuales realizaban trabajos propios no agrícolas en el término municipal de La Mudarra en una obra; en una finca en la localidad de Villalba de los Alcores y en una nave industrial sita en el Polígono de San Cristóbal, Valladolid.

Las actuaciones se realizaron de manera simultánea en el mismo espacio de tiempo para obtener mayores resultados, con la participación de equipos conjuntos entre la Guardia Civil y agentes de vigilancia aduanera e impuestos especiales de la Agencia Tributaria.

La Guardia Civil instruyó un total de 21 actas-denuncia por supuesta infracción a la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos por encontrase dentro de los depósitos de los vehículos no autorizados gasóleo bonificado tipo B.

El gasóleo bonificado de tipo B se diferencia del gasóleo normal en la cuantía de impuestos incluidos en el precio y en el marcador (colorante) utilizado en el gasóleo bonificado, que le diferencia y hace que tenga un color rojo, lo que permite a simple vista distinguirle del tipo A.

La diferencia de precio en el mercado entre ambos gasóleos puede ser de unos 30 céntimos, por litro.

La Guardia Civil ha recordado que el uso del gasóleo bonificado solo está autorizado en los motores de tractores y maquinaria agrícola, empleados en la agricultura, incluida la horticultura, la ganadería y la silvicultura.

Lo más