Boletín

BASKET-LIGA FEMENINA

Clara Cáceres continúa en Bembibre: “No veo mejor forma de seguir creciendo”

A sus 21 años, la jugadora andaluza tratará de seguir ayudando y evolucionando a las órdenes de Pepe Vázquez

Clara Cáceres continúa en Bembibre: “No veo mejor forma de seguir creciendo”

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:15

Sigue CB Bembibre PDM dando forma al elenco de jugadoras que compondrán su octavo proyecto en la élite del baloncesto femenino nacional. Una vez asegurada la continuidad del cuerpo técnico comandado por Pepe Vázquez, tras el fichaje de la norteamericana Brooke Salas y las renovaciones de Heleen Nauwelaers, Alejandra Quirante y Vicky Llorente, esta vez es Clara Cáceres la que ha decidido prolongar su estancia en la villa del Boeza. A sus 21 años, la cordobesa, que renueva por una campaña, afrontará su segunda temporada en la máxima categoría del baloncesto femenino español en las filas rojillas.

Llegada a Bembibre en 2018 tras formarse y jugar en Liga Nacional con el Maristas de su Córdoba natal y tras debutar en Liga Femenina 2 con el Syngenta Almería durante la temporada 2014-2015, la combo-guard andaluza intentará seguir progresando y ayudando para que la escuadra del Bierzo Alto logre el objetivo de la salvación. “Afronto la nueva temporada con más ganas, si cabe, que la anterior”, declaró Cáceres, que aseguró que “estoy muy contenta de volver a compartir experiencia con las compañeras que repetimos y sobre todo por seguir a las órdenes de un entrenador como Pepe”.

Cáceres, de hecho, confía en seguir evolucionando y aportando todo su esfuerzo durante la temporada. “No veo mejor forma de seguir creciendo que disfrutar una vez más de esta gran oportunidad”, reconoció la jugadora cordobesa, que aseguró que “volveré al Bierzo con la misma o más ambición y afán de superación que hace un año cuando llegué. Tengo muchas ganas de trabajar al máximo en cada entrenamiento y aprovechar cada oportunidad”, insistió la 6 del cuadro berciano, que añadió que “después de esta primera temporada en la Liga Femenina, las ganas e ilusión con las que llegué han aumentado”.

Pepe Vázquez: “Es una renovación merecida”

Por su parte, su entrenador, Pepe Vázquez, espera que la andaluza mantenga una evolución progresiva: “Creo que su segunda temporada, como para el resto de las compañeras que renuevan, será mejor porque conocen el club, la localidad, el cuerpo técnico y nuestra forma de trabajar. Eso la va a afianzar en muchas de las cosas que aprendió el curso pasado”, precisó el míster del cuadro rojillo, que recordó que “es una jugadora joven, de corta experiencia en el baloncesto profesional y que tiene que ir aprendiendo. Eso lo tiene claro”, puntualizó el técnico santiagués, que consideró que “es una trabajadora incansable y va a mejorar. Nos va a ayudar mucho”, sentenció.

En su primer año, aparte de participar en nueve encuentros, su trabajo, como reconoce Pepe Vázquez, fue muy importante durante una temporada, la pasada, que fue la primera para ella fuera de Andalucía. “Ha cumplido las expectativas con creces”, aseveró el preparador gallego, que recordó que “venía de una categoría casi amateur y ha conseguido crecer, incluso sorprendiendo con varias actuaciones más que notables durante la pretemporada. Ha incrementado su bagaje técnico y táctico, un poco más limitado que el de sus compañeras por su trayectoria más corta”, analizó el compostelano, que aseguró estar “muy contento con su trabajo, su implicación, tanto su rendimiento cuando ha tenido que jugar como cuando ha estado en banquillo. Ha sido muy importante para crear grupo”, añadió el adiestrador gallego, que opinó que “la de Clara es una renovación merecida porque ayudó mucho durante el último curso”.

Clara Cáceres: “Acabamos siendo un grupo muy unido”

Sobre esa primera temporada, Cáceres reconoció que “mi experiencia fue increíble. Llegué a Bembibre con muchísimas ganas e ilusión, pero también con muchas inquietudes al enfrentarme a una situación completamente nueva y una Liga Femenina que me imponía bastante”, recordó la base andaluza, que agregó que “a nivel deportivo, fue una gran oportunidad poder compartir pista con jugadoras de tantísimo nivel y aprender cada día de ellas. A nivel personal, ha sido un año genial”, reiteró la 6 de la escuadra bembibrense, que opinó que “el buen ambiente del vestuario, el cuerpo técnico y el cariño de toda la gente que nos apoya fueron, sin duda, la clave de la temporada”.

Ello, sin duda, hizo más fácil la adaptación de una Cáceres que, aunque no vivió su primera experiencia fuera de casa, sí que vivió su primera aventura lejos de Andalucía. “Ha sido mucho más fácil de lo que esperaba”, admitió la cordobesa, muy agradecida con el trato que le dieron sus compañeras: “Acabamos siendo un grupo muy unido dentro y fuera de pista. El balance es más que positivo”, concluyó.

Lo más