• Miércoles, 24 de abril 2024
  • ABC

COPE

La creciente epidemia que se está cebando con los jóvenes: El trastorno alimenticio

Cada vez son más las personas que sufren trastorno alimenticio y las redes sociales pueden ser un factor fundamental en esta "enfermedad silenciosa"

Audio

Cada vez son más las personas que sufren trastorno alimenticio y las redes sociales pueden ser un factor fundamental en esta enfermedad silenciosa

Redactor en COPE Toledo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:23

La Asociación de Familiares y Enfermos de Bulimia y Anorexia de Cuenca atiende en la actualidad en la provincia a unas 35 personas que sufren estos trastornos y también a sus familias. El perfil de las personas que sufren este tipo de trastornos alimentarios está cambiando. Ana Valencia es la psicóloga de la Asociación de Afedac y dice: “En los últimos años, ha aumentado bastante el número de casos y sobre todo el número de personas que están llegando a la asociación pidiendo ayuda. En estos momentos estaremos entre unas 35 o 40 personas afectadas junto con sus familias. Y bueno, pues es cierto que en los últimos años está llegando muchísima más gente porque ha habido un aumento de los casos, pero es cierto que estamos observando que cada vez está disminuyendo la edad de inicio. Antes encontrábamos cómo que eran trastornos que solían empezar o debutar en torno a la adolescencia, en torno a los 14, 15 años, pero ahora ya nos estamos encontrando casos incluso con 10, 11 años”.

A través de redes sociales, se ve mucho el tema de la cultura fitness, que es algo positivo, el deporte, pero puede ser que llevado al extremo, esto pueda estar afectando a la gente más joven, que ven ese reflejo en las redes sociales y tal vez se obsesionan con la comida, con el ejercicio, con la dieta. Ana dice: “Sí, así es. Uno de los motivos que está causando este aumento tan importante en los últimos años está relacionado con esto, con las redes sociales. Al final estamos muy expuestos, sobre todo la gente joven”.

Ana quiere concienciar a la sociedad de la situación, y ha explicado en COPE cuáles son las señales de alarma que tiene que ver el familiar: “Ver que la persona y nuestros hijos empiezan a hacer dietas restrictivas o a quitarse algunas comidas. Normalmente, empiezan a dejar de hacer el almuerzo, la merienda, el desayuno. Y poco a poco van comiendo cada vez menos. Quizás pueden empezar a incluir el ejercicio físico, que en un principio nos puede parecer algo sano y algo deseable, que está bien, pero que lo incluyan de una forma excesiva, como con mucha presión, o incluso que lo hagan a escondidas".

Otras señales de alarma: "Puede ser que empiecen a utilizar mucho la báscula, o que busquen mucho el comprobar cómo está su cuerpo en el espejo, o incluso que eviten mirarse en el espejo. Estas conductas un poco alrededor del cuerpo y la alimentación nos pueden indicar que algo no va bien, pero también hay que prestar mucha atención al plano más emocional. Si lo vemos que está más decaído, más irritable, hay incierto nerviosismo, ha empezado a aislarse. Los trastornos de la constancia alimentaria llevan a la persona a aislarse muy rápidamente porque al final hacemos muchas cosas, socializamos mucho alrededor de la comida. Entonces, al final, las personas que empiezan a tener este problema o están en riesgo evitan quedar con los amigos para no tener que comer algo, tomarse un helado, tomar tal. Si vemos también que bajo el rendimiento académico, empieza a haber problemas de concentración. No sé, son pequeñas señales de alarma”.

Para contactar con esta asociación, tan solo es necesario acudir al médico de cabecera o al pediatra para que las personas afectadas sean derivadas a la unidad de trastorno de la constancia alimentaria y se les haga una valoración.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar