Boletín

ALBACETE-GIRONA

¿Y si el mejor fichaje este verano era el VAR?

El Albacete venció pero no convenció. El VAR y la suerte resultaron claves pero por lo menos se pudo ver al portero del Girona intervenir.

Zozulya celebra el gol con el Albacete frente al Girona

Albacete Balompié

Alonso Gómez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 04:50

Quizás todavía estabamos con el susto en el cuerpo después del 3-0 en Almería, y quizás también, con la desilusión de un verano donde el aficionado del Albacete lleva esperando que se anuncie algún nombre con el que ilusionarse.

Pues a pesar, de que Mauro Pérez parece que se está dejando los deberes hasta última hora, los niños pueden ir a la tienda oficial del Alba y seriegrafiar en sus camisetas un nombre: VAR. El jugador de moda en el Belmonte.

Cuando los agoreros ya presagiaban un nuevo fracaso, vendían que la imbatibilidad en casa, que la temporada pasada fue estandarte, esta campaña se perdería a la primeras de cambio, ahí apareció, el mejor jugador local, el VAR. Aplicado por Don Santiago Varón Aceitón, el videoarbitraje salvó a los de Ramis de dos goles de un equipo, que todo sea dicho, tiene una plantilla de un nivel superior a la categoría. 

Eso sí, VAR no hubiera sido el mejor del partido sino fuera por las grandes asistencias de su compañero suerte, primero en forma de gol en propia y después vistiéndose de larguero en el lugar oportuno.

Con todo esto el Albacete consiguió su primera victoria esta temporada ante un rival muy difícil, y casi esa es la única buena noticia de un encuentro raro. No se puede depender del videoarbitraje (vease el primer gol del Almería) para no encajar. Gorosito sigue haciendo que echemos de menos a Gentiletti, y a su presencia defensiva y salida de balón. De la banda de Fran García, a estas alturas ya me resigno a comentar nada, pero no es lo mismo defender solo, que con la ayuda de un Bela que recuperaba y arrastraba a todo el ataque rival a intentar frenarlo.

Tampoco se puede depender de la suerte para perforar la portería rival. Por lo menos, frente al Girona sabemos que el portero rival se llamaba Juan Carlos, a día de hoy no sé quién es el portero de Almería, tendremos que mirarlo en Wikipedia. Zozulia como siempre, como ese cuarentón que baja solo a ligar a una discoteca de universitarios, al final por insistencia recibe recompensa, pero muy de vez en cuando. Necesita ayuda arriba, y solo cuando se comenzó a colgar balones desde las bandas en la segunda parte el equipo comenzó a hacer daño y a recordar, aunque sea mínimamente al de la temporada pasada.

Es pronto, es verdad, hay que disfrutar del inicio y dar el margen de la duda, pero de momento habrá que quedarse con los 3 puntos porque, salvando las actuaciones de Karim y Alberto Benito, el resto de fichajes sigue en esa etapa de andar de puntillas para no romper nada.

Por cierto Mauro, si la suerte y el VAR viene con contrato de cesión habría que intentar ponerles opción de compra y terminar por efectuarla. 

Lo más