COPE

La playa de Merón: una joya jurásica secreta en el concejo de Villaviciosa

El arenal que está situado entre las parroquias de Careñes y Argüero tiene en sus acantilados huellas de un estegosaurio. Un tipo de dinosaurio que vivió a finales del Jurásico

COPE Gijón

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 30 abr 2021

La playa de Merón es un pequeño arenal situado en el Concejo de Villaviciosa, entre las parroquias de Careñes y Argüero. Junto a ella vierte sus aguas al mar el río Merón, de ahí su nombre. Se trata de una playa poco conocida, casi secreta, que disfrutan los lugareños y la inmensa minoría que poco a poco va conociendo este bello lugar de la zona conocida como la mariña de Villaviciosa que empieza en Quintueles y sigue por Quintes, Villaverde, Careñes, Argüero, Oles y llega hasta Tazones. Una zona preciosa y llena de intermitencias arenales como son las playas de la Ñora, España, y la citada Merón.

UNA PLAYA CON UN TESORO JURÁSICO

A la belleza paisajística de la playa de Merón se une un valor añadido: la presencia en la zona de restos jurásicos, en forma de huellas de milenarios dinosaurios. Y es que a poco más de 250 metros de la playa de Merón, siguiendo el “pedreru” (acantilado) que se dirige hacia la zona Oeste de la costa, nos encontramos con unos restos de icnitas (huellas de dinosaurios). En el yacimiento de la playa de Merón podemos encontrar hasta 20 huellas consecutivas de manos y piés de un dinosaurio cuadrúpedo saurópodo. Según los estudios desarrollados por investigadores de la Universidad de Oviedo se trata de 22 huellas consecutivas que podemos localizar en las rocas de los acantilados. Son 10 huellas de manos y 12 de piés. Inicialmente se han atribuido a un saurópodo y en la actualidad, tras un estudio posterior, se considera que pertenecen a un estegosaurio que se presume que habitó en esta zona hace más de 144 millones de años.


PRECIOSO ENTORNO NATURAL Y PAISAJÍSTICO

La playa de Merón es un arenal pequeño, de unos 200 metros de largo, a la que se accede desde la parroquia de Argüero. Cuenta con unos accesos rodados que se han mejorado en los últimos años. Antes eran de gravilla y ahora se ha hormigonado la bajada a la playa. Debemos advertir que el tramo de bajada a la playa es estrecho y por ello se debe circular con mucha precaución. Al final de la bajada hay un aparcamiento que es pequeño: para unos 20 o 30 coches coches, justo frente al arenal.

El entorno de la playa está marcado por la presencia de bosques de eucalípto y bellos acantilados. El monte bajo con helechos y otras especies vegetales contribuye a dar a la zona una espectacular belleza natural.

SI TE APETECE CAMINAR TAMBIÉN HAY OPCIONES

La playa de Merón tiene una serie de caminos o “caleyas” que nos permiten poder hacer un poco de senderismo. Tanto rutas de baja intensidad como otras ya más duras y aptas para “profesionales”. Podemos bajar por la carretera que nos lleva desde el pueblo de Argüero hasta la playa. Podemos subir desde la playa hasta el precioso y coqueto pueblo de Careñes. O si nos apetece hacer una ruta de mayor nivel, existe la llamada “Ruta de los Molinos del río Merón” con más de 7 kilómetros que se hacen más llevaderos por la belleza del entorno y la posibilidad de visitar antiguos restos de molinos que en su día dieron riqueza a la zona como son los de Hevia, Bastiana y el de La Peña o Merón.


La ruta de los Molinos del río Merón son 14,6 kilómetros (ida y vuelta)


La subida desde la playa al pueblo de Careñes son unos 30 minutos, en pendiente, en medio de una zona boscosa. Por un camino de piedras desde el que se van viendo preciosas estampas sobre la Playa de Merón.


La playa de Merón es una opción más que interesante para pasar un buen día en plena naturaleza, tanto en verano, si queremos disfrutar de su arenal, como en cualquier otra estación del año.





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo