Los mundos de Siri en el Jovellanos

La Premio Princesa de Asturias de las Letras hizo repaso en el teatro gijonés a su obra y un alegato por los derechos de la mujer

Audio

Edu González (COPE Gijón)

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:05

Siri Hustvedt hizo un repaso en Gijón a su trayectoria literaria de la mano de la catedrática de Filología inglesa de la Universidad de Oviedo, Isabel Carrera. El feminismo fue un tema recurrente a lo largo de todo el tiempo de encuentro con los lectores asturianos en el Teatro Jovellanos de Gijón. La obra "Las mujeres temblorosas" refleja ese mundo de dificultades en el que la mujer no puede desarrollarse como profesional y poco a poco va superando barreras y logra alcanzar la dimensión que merece. Siri Hustvedt habló de los dibujos que ilustran el libro y que representan a hombres, esos "grandes hombres", en su verdadero tamaño y no el que les otorga la sociedad con demasiados privilegios sobre las mujeres. Hustvedt hizo un paralelismo entre progreso y evolución del feminismo "el progreso y el feminismo tienen mucho que ver, y es que lo que era aceptable hace años, ya no es aceptable". Reconoce que todavía queda mucho por conseguir pero que están cambiando las cosas y eso representa un claro proceso de progreso en la sociedad.

El cuerpo, el alma y la neurociencia

Otra temática que invade la obra de Siri Hustvedt es la relacionada con la neurociencia. La Premio Princesa de Asturias de las Letras reconoció en el Teatro Jovellanos que es un asunto que aborda en sus libros porque le fascinan muchos aspectos de la mente. Las diferencias entre cuerpo y alma. Se compró un cerebro de caucho rudimentario para poder estudiarlo y ha logrado avanzar en el comocimiento con reconocimiento de parte del mundo científico, que la invita a congresos, ponencias y conferencias. No se lo podái imaginar de joven, pero reconoce que es una agradable realidad "tengo que reconocer que cuando estaba en la Universidad si alguien me dice que con 50 o 60 años estaría dando clases universitarias de neurología, psiquiatría o neruociencia, le diría que estaba loco". Reveló que cuando empezaba en la universidad siempre le interesó conocer las experiencias místicas en relación con la neurología. Ese ser extraño que llamamos la mente. 

Escucha las palabras de Siri Hustvedt sobre su pasión por la neurociencia y la psicología.

Lo más