• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Casado lanza a los candidatos del PP en un acto sin complicidad entre Mallada y Fernández

La presidenta regional del partido y la aspirante al Principado marcan distancias mientras el dirigente nacional insta a cerrar la reconquista del PP

Audio

Raúl Álvarez / Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:56

El Partido Popular aspira a prolongar en Asturias su reciente éxito en Andalucía. El presidente nacional de la formación, Pablo Casado, ha aprovechado este viernes su paso por Oviedo para usar la metáfora de la reconquista del poder autonómico. Apelando a la historia del Principado y al propio lugar en el que hablaba, la antigua capilla del Hotel de la Reconquista, ha asegurado que el PP acometerá el proceso esta vez a la inversa: empezará en el sur y acabará en el norte. Casado ha viajado a la capital asturiana para presentar a los candidatos a la alcaldía, Alfredo Canteli, y a la presidencia regional, Teresa Mallada. En el acto ha traslucido el distanciamiento entre Mallada y la desplazada dirigente regional, Mercedes Fernández. Tras un saludo formulario, no ha habido palabras ni apenas contacto visual entre ambas durante los casi 60 sesenta minutos de intervenciones. La bicefalia y el proceso de elaboración de las candidaturas empiezan en un ambiente helado entre la dirección y la candidata. 

Para rematar una semana en la que se ha hablado mucho de la posibilidad de un acuerdo entre Foro Asturias y los populares, aunque no ha mencionado en ningún momento el nombre del partido fundado por Francisco Álvarez-Cascos, Casado ha dejado la puerta abierta al entendimiento con otras fuerzas siempre que defiendan programas similares al del PP. El modelo, asegura, es Andalucía, donde los populares han demostrado que saben pactar sin hacer cesiones en sus principios, sus ideas ni los aspectos esenciales de sus propuestas. Con esa plantilla abordarán cualquier negociación necesaria en otras comunidades o en los ayuntamientos tras las elecciones autonómicas y locales del próximo 26 de mayo.

Mirando hacia el interior de su partido, Casado ha intentado aplacar los resquemores y los recelos causados por la decisión de apear de la cabeza del cartel asturiano a la presidenta regional del partido, Mercedes Fernández, y sustituirla por Mallada. El líder nacional ha expresado en público y para empezar su discurso su respeto por la trayectoria de Fernández. "Quiero dar las gracias a Cherines", ha insistido, señalando que la dirigente asturiana supo anteponer los intereses de Asturias y de España siempre. "Siempre has estado a la orden de sus paisanos y estoy seguro de que seguirás haciéndolo", ha añadido, dirigiéndose a ella y haciendo extensivo el agradecimiento a todo el equipo directivo. La presidenta se ha sentado en primera fila, junto a Casado, durante todo el acto.

De Teresa Mallada, Casado ha elogiado su trabajo al frente de la empresa pública Hunosa y su capacidad de "negociar y pelear" cuando estaba al frente del grupo. "Hablar de Teresa Mallada es hablar de Asturias", ha subrayado. También ha elogiado a Canteli y ha explicado que la auténtica renovación no pasa por la juventud, sino por tener nuevas ideas. El candidato del PP en Oviedo, ha asegurado Casado, es lo que la ciudad necesita en este momento para tener una alternativa a las políticas del tripartito de la izquierda.

Lo más