COPE

ENTREVISTA EN DCA

"El gol fue un sueño que se hizo realidad gracias a no rendirme y a Ziganda"

"Entiendo que se diga que gano mucho para no jugar nada, pero nadie me ha regalado nada en el fútbol. Todo lo conseguí con mi trabajo", destaca Diegui, el héroe del derbi asturiano

Audio

Carlos Llamas

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 19:09

ESCUCHA LA ENTREVISTA A DIEGUI EN DCA.

El gol de Diegui Johannesson y su abrazo a Ziganda forman parte ya del álbum que acompañará siempre al derbi asturiano. Fue el triunfo inesperado del futbolista que nunca se rindió. El héroe del Real Oviedo en El Molinón explica sus sensaciones, aún emocionado, en Deportes COPE Asturias.

¿Qué tal está dos días después?

Muy bien. La sensación del sábado fue única. Se me pone la piel de gallina escuchando los sonidos. Era muy difícil que yo jugara el derbi, y acabé marcando. Muy emocionado, la verdad.

¿Qué sintió el sábado al acabar el partido?

No puedo describirlo con palabras. Lo primero, por la importancia de la victoria, mucho más relevante que mi gol. Nos da un poco de alivio para afrontar lo que queda. Me alegro por mí pero, sobre todo, por mis compañeros, que lo celebraron como yo. Tenían una gran cara de felicidad por ver que yo había marcado el gol.

¿Por qué dijo durante la semana que iba a marcar?

Antes del partido, Arribas y Christian me dijeron que solo yo podía jugar este partido y hasta marcar. El fútbol es una constante montaña rusa; estás arriba, abajo, subes, vuelves a bajar... Todo lo que pasó es una situación surrealista. En el vestuario, el martes, se lo dije a Ziganda: qué pasaría si jugaba por cualquier circunstancia y marcaba un gol. Y justo el viernes se lesiona Juanjo (Nieto). Pasó lo que comentamos durante la semana. El fútbol cambia de un momento a otro, y es lo maravilloso de este deporte.

Se fue de El Molinón manteado por los compañeros. Le pedían que hiciera la 'haka'. ¿Por qué no la hizo?

Me insistieron pero les dije que no quería hacerla porque la victoria era de todos, no mía. Si lo hacíamos, iba a ir toda la repercusión hacia mí. Y todo el equipo hizo un partidazo, no hay que focalizar la victoria en solo un jugador. Todos los compañeros estuvieron muy bien. Me alegro mucho más por el equipo que por haber metido el gol. Nos va a dar más tranquilidad.

¿Por qué abrazó a un entrenador con el que no juega?

El abrazo se lo doy porque, aunque es verdad que no jugué nada en toda la temporada, el míster siempre me defendió; me decía que estaba trabajando bien. Yo notaba que me animaba. Es fútbol: unos entrenadores prefieren a unos y otros, a otros. Juanjo está haciendo una temporada muy buena. Me toca no jugar. Estuve más fuera que dentro y en parte me quedé porque él me dijo que contaba conmigo. Mi decisión fue no rendirme y aquí estoy, metiendo un gol en El Molinón. ¡Lo soñado! Todo el esfuerzo del año está recompensado en ese gol.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Pero así y todo, en sus circunstancias, no es normal dedicarle el gol al entrenador. Es una imagen que va a quedar para siempre...

Soy una persona que agradezco aunque me den un 1%. Ese 1% lo voy a agradecer siempre. Justo comentamos eso el martes (con Ziganda). Él podía haber puesto a Lucas y Mossa, o a Christian de lateral izquierdo, y yo no habría jugado. Pero el míster me puso a mí, confió en mí. Y le quise dar las gracias. El gol fue un sueño que se cumplió gracias al entrenador.

Y la camiseta para el presidente...

¡Es que es otra más de esta historia! Me dijo antes del partido que había soñado que yo marcaba, y que si eso pasaba, le tenía que dar la camiseta. No me la cambié al descanso por si era parte del destino. Seguí jugando con la misma. Y se la di a él tras el partido. Todavía no me creo que haya pasado todo esto tal y como lo estoy contando.

¿Qué le dice la familia?

En el grupo de la famila estaban eufóricos. Lo primero que leí fue: 'Te lo mereces'. Me quedo con eso, que me lo merecía. Porque ellos saben todo lo que llevo pasando. He sufrido.

¿Lo ha pasado muy mal? ¿Llegó a necesitar ayuda?

Sí, lo he pasado mal. Con la pandemia, con todo. Pero soy muy fuerte mentalmente, no me vengo abajo. Siempre intento pelear, la clave es no rendirse. Podría haberme venido abajo, sin jugar, sin saber si podía salir, pero no quería rendirme; quería pelear por un puesto y ayudar al equipo desde la posición que me tocara. El hecho de no irme en verano o en enero no fue por el capricho de quedarme, también era un momento complicado por el COVID.

(Entra Jon Johannesson, el padre de Diegui, en la conversación).

¿Cómo está el padre de Diegui?

¡Ostras...! Eufórico, muy contento. Diego se lo merece, por todo lo que ha pasado últimamente en Oviedo. Él ha seguido trabajando, estaba preparado.

¿Qué le dice Diegui a su padre?

Muchas veces no digo las cosas que siento, me guardo los sentimientos. Pero quiero darle las gracias por estar siempre ahí.

¿Y Diegui no quiere decir algo para reivindicarse tras lo sucedido estos meses?

No, no tengo que reivindicarme. Es fútbol... De las cosas más importantes entre las menos importantes. Cada uno tiene su vida. El fútbol es lo máximo, pero hay otras cosas importantes en mi vida. En el fútbol, un día estás arriba y otro abajo. Solo los más cercanos a ti están en las buenas y en las malas, y de ellos me acordé nada más acabar el partido. Agradezco el cariño de todo el mundo, cada mensaje al móvil, en Instagram. Los he leído todos y me emocionaron. Es lo máximo que me pasó.

Se ha dicho que usted no quería irse, que gana mucho dinero... ¿Le llegan esas críticas?

Claro que me llegan, todo eso de una forma u otra llega. Solo quiero decir que a mí nadie me ha regalado nada en el fútbol. Lo conseguí con mi trabajo. Cuando renové con el Oviedo, estaba jugando todo, había ido con la selección. Era un lateral que jugaba mucho. Me ofrecieron un buen contrato, es verdad, y yo acepté. Otros años tuve propuestas de fuera y decidí quedarme porque aquí lo tenía todo, es mi casa, y estaba contento. Entiendo que si no juego, es normal que se diga que gano mucho o que no me quiero ir. Pero ese contrato me lo gané. Entiendo que haya críticas de que gano mucho, porque es un contrato alto para un jugador que no está jugando. Pero cuando sí jugaba todo no se decía nada. Al final, si no juegas, ganas mucho; si juegas, ganas poco. Esto funciona así.

En su carrera han pasado muchas cosas...

Lo pensaba estos días. Me ha pasado de todo en el mundo del fútbol. Pero siempre me quedo con lo bueno. Cuando me fui a Cartagena, me fui pensando en las cosas buenas. Me vino bien salir, desconecté. Maduré como futbolista y persona. Me siento que soy otra persona.

Acaba contrato el 30 de junio. ¿Cree que el gol en el derbi cambia su situación personal?

Lo afronto con más tranquilidad. Sales, cumples y encima marcas un gol en el derbi y en El Molinón. Pero solo es un partido. Si me dan más oportunidades, tengo que aprovecharlas. Lo que venga bienvenido sea. Si juego 3 ó 4 ó 5 partidos y lo hago bien, pues lógicamente la cosa cambia. Si me dan la oportunidad, voy a intentar hacerlo lo mejor posible.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar