Trabajo semanal

Cambios en los onces para el derbi

Javi Rozada y José Alberto López perfilaron a puerta cerrada las modificaciones para conquistar el triunfo en el Carlos Tartiere.

Javi Rozada y José Alberto López se miden en el Tartiere.

Javi Rozada y José Alberto López se miden en el Tartiere.

Carlos Llamas

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 nov 2019

Oviedo y Sporting se encerraron durante la semana para preparar el derbi de la necesidad. Los dos entrenadores apostarán este domingo por modificaciones -relevantes en el lado visitante- con el objetivo de imponerse en el Tartiere. El juego en la pizarra está servido. Javi Rozada y José Alberto López se conocen con precisión. Los técnicos han examinado las fortalezas y debilidades propias y del rival, intentando adelantarse a los movimientos del contrario, examinados con sus jugadores en cada sesión. Además, han estado muy pendientes del estado del campo. Los dos cuerpos técnicos creen que el césped no será un gran inconveniente a pesar del temporal de granizo y lluvia de los últimos días. En todo caso, estarán muy atentos en las horas previas por si las condiciones del terreno de juego pueden modificar alguna decisión en el último instante, con el objetivo de partir de inicio con equipos más rocosos.

Según los ensayos del Sporting en Mareo, José Alberto prepara un vuelco relevante en el once tras las dos últimas derrotas. La vuelta de Babin y la ausencia de Manu García acotan los planes del preparador rojiblanco, que ha potenciado el trabajo táctico durante la semana para adaptarse a las necesidades de una cita con condicionantes tan especiales. José Alberto también observó las carencias rojiblancas de los pasados derbis en el Tartiere. Y ha tomado nota. Por ello, intentará dotar a su dispositivo de una mayor consistencia.

En los entrenamientos, el Sporting ha ensayado con tres centrales. La posición de Cristian Salvador conllevaría la mayor sorpresa del derbi. El jugador zamorano estaría junto a Babin y Marc Valiente en la defensa. A partir de ahí, hasta cinco novedades se podrían dar, con la titularidad de Damián Pérez, Nacho Méndez, Pablo Pérez, Carmona y Djurdjevic. La opción de Aitor García también ha estado presente en los planteamientos del trabajo semanal. El andaluz tendría dos caminos para ser titular: el carril izquierdo o una de las tres posiciones más ofensivas. Se valora, además, su capacidad como revulsivo para desequilibrar en la segunda parte tras el desgaste de la primera mitad. La presencia de Cristian Salvador permitiría otras dos posibilidades: jugar con tres centrales o con tres centrocampistas. Las necesidades y la evolución del encuentro harían variar el dibujo táctico.

Con todos estos matices, y pendiente de la confirmación oficial, el Sporting saldría al Tartiere con Mariño en la portería, Marc Valiente, Salvador (podría adelantar su posición) y Babin en la defensa, Unai Medina y Damián Pérez como carrileros, Javi Fuego y Nacho Méndez en el centro del campo, y Pablo Pérez (o Aitor), Carmona y Djuka como jugadores más adelantados.

En el caso del Real Oviedo, Rozada también estudia la opción de jugar con tres centrales. El técnico ya advirtió el viernes de que el estado del césped determinaría su elección final. Unas condiciones complejas del campo conllevarían que Christian se aproximara al centro junto a Arribas y Carlos Hernández. En este caso, Mossa volvería a la banda izquierda. Si finalmente, como parece, el Oviedo mantiene la defensa de cuatro, la ausencia de Saúl Berjón abriría la titularidad a Riki u Omar Ramos, con ventaja para el primero, aunque los dos han intercambiado titularidad durante las diferentes pruebas en El Requexón. Con defensa de cuatro, el once del Oviedo sería el siguiente: Champagne; Nieto, Carlos Hernández, Arribas y Christian; Lolo González y Tejera; Sangalli, Riki (u Omar) y Borja Sánchez; y Ortuño.

Lo más