COPE

Historia de un secuestro: 200 piezas y 100 años de expolio

Barbastro, Sijena, Peralta, Berbegal, Roda de Isábena... Repasamos los conflictos entre Aragón y Cataluña por obras de arte sacro

Los bienes de Sijena, 22 años de litigio entre Aragón y Cataluña

Cajas sepulcrales y trono de Blanca de Aragón y Anjou del Monasterio de Villanueva de Sijena cuando aún estaban expuesto en el Museo Diocesano de Lérida / EFEADRIA ROPERO

ANNA ABADZARAGOZA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 25 mar 2021

El regreso de las obras de arte sacras aragonesas retenidas en Cataluña se ha convertido en realidad en las últimas semanas. Es solo un paso más. El primero se dio en 2016 con el regreso de parte de las obras del Monasterio de Sijena, se ha continuado ahora con las de Barbastro - Monzón, pero todavía quedan muchos otros bienes que deben regresar a sus legítimos propietarios. ¿Por qué estaban estas obras de arte en Cataluña? ¿Cuántas quedan por regresar? Repasamos la historia de los bienes aragoneses retenidos en tierras catalanas.

SIJENA: SUS PIEZAS DE ARTE SACRO...

Sijena se alzó como estandarte en la lucha por el regreso de las obras de arte aragonesas que habían sido vendidas ilegalmente a Cataluña hace unas décadas. En este caso, las obras que pasaron de manos aragonesas a catalanas son 97 piezas. Las monjas de la Orden de San Juan vivieron en el Monasterio de Sijena hasta 1969 cuando se marcharon a Barcelona mientras se preveían obras de rehabilitación en el cenobio oscense. Sin embargo, nunca más regresaron.

El obispo de Lérida y el Museo de Arte de Barcelona enviaron varios camiones para trasladar las piezas de Aragón a Cataluña en 1973 con la excusa de su rehabilitación. Ya en 1983, las monjas vendieron definitivamente estas obras de arte a Cataluña por valor de 10 millones de pesetas. Todo quedó reflejado en un contrato, aunque no hay constancia posterior del ingreso del dinero mediante transferencia bancaria. Hubo más ventas posteriores hasta 1994 y se calcula que el valor total de esas ventas habría llegado a los 50 millones de pesetas.

sijena

Obras de arte de Sijena expuestas en su Monasterio / DGA


El problema surge al desvelarse que estas monjas no tenían autoridad para vender las obras de arte ya que las piezas no eran de su propiedad. La justicia declaró por tanto, que esta venta fue ilegal en 2015, después de 30 años en los que el conflicto había agotado la vía eclesiástica y había pasado a los tribunales civiles. La Justicia además, consideraba que las obras son inseparables de su Monasterio y que deben permanecer ahí como un solo conjunto artístico - histórico.

Sin embargo, Cataluña se mostró reticente a cumplir la sentencia. La pelea judicial llegó hasta el Supremo y este dio la razón a Aragón.Las obras regresaron a Sijena en varias tandas. Primero, el 26 de julio de 2016, llegaron al monasterio más de 50 piezas que hasta ese momento se encontraban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Las otras 44, las más valiosas y depositas en el Museo de Lérida, regresaron en 2017 aunque una se perdió por el camino. Estas obras pueden visitarse actualmente en los espacios del Monasterio de Sijena habilitados para su exposición. Los horarios, de momento, son viernes y sábados de 10 a 14:30 horas y de 16 a 20 horas. Los domingos el horario es de de 12 a 14:30 horas y de 16 a 20 horas.

...Y SUS PINTURAS MURALES

La venta ilegal de estas 97 obras de arte no fue el único expolio que sufrió el Monasterio de Sijena. Antes, en 1933, el cenobio sufrió un importante incendio que arrasó parte de sus pinturas murales. Los frescos fueron arrancados de sus paredes y trasladados a Cataluña para su recuperación y, en teoría, posterior reubicación en su lugar de origen. La Diputación de Huesca comenzó a reclamar las pinturas en 1939, una vez terminada la Guerra Civil.

PINTURAS DE SIJENA

El Museo Nacional de Arte de Cataluña se opone a devolver las pinturas murales al monasterio de Sijena / EFE. Toni AlbirTONI ALBIR


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Sin embargo, esas pinturas nunca más han regresado a Aragón. La pelea judicial por el regreso de estos frescos continúa a día de hoy. Como ya ocurrió con los bienes, los tribunales han dado la razón a la comunidad aragonesa y la Sala Capitular del Monasterio de Sijena ya se está preparando para poder recibirlas.

LAS 111 OBRAS DE BARBASTRO - MONZÓN

Las últimas obras de arte que han regresado a Aragón son los 111 bienes de la Diócesis de Barbastro - Monzón que también se encontraban retenidos en Cataluña. El conflicto en este caso, surgió en 1995 cuando varias parroquías de la franja entre Aragón y Cataluña pasaron de depender de la Diócesis de Lérida a pertenecen a la Diócesis de Barbastro - Monzón. El paso de estas parroquías a Aragón traía consigo que los bienes que a ellas pertenecían, también debían ser por tanto, propiedad aragonesa.

Lleida recurrirá hasta el final sentencia que ordena entregar obras Aragón

Las tablas de San Cristóbal de Santa Liestra, de San Martí de Lasquarri y de San Juan Bautista de Zaidin que forman parte de las 111 obras de Barbastro - Monzón / EFE. Ramón GabrielRamón Gabriel


Las autoridades catalanas se negaron en reiteradas ocasiones a entregar esos bienes a Aragón y durante años, han seguido en el Museo Diócesano de Lérida, algunos expuestos y otros, en sus almacenes. Finalmente, Cataluña no ha tenido más remedio que aceptar la legalidad y devolver a Aragón estas 111 obras de arte pertenecientes a un total de 43 parroquias diferentes, todas ellas dependientes de la Diócesis de Barbastro - Monzón. Los bienes serán expuestos en el futuro en el Museo Diocesano de Barbastro.

EL CONFLICTO PENDIENTE ENTRE LA DIÓCESIS DE HUESCA Y CATALUÑA

Por un motivo muy similar al de la Diócesis de Barbastro - Monzón, hay también un conflicto abierto entre Cataluña y la Diócesis de Huesca. En este caso, todo está todavía por resolver. Sería el último gran conflicto entre ambas comunidades autónomas por bienes de arte sacro. En este caso se reclaman tres piezas: la portada de la antigua iglesia de El Tormillo que se encuentra en el templo de San Martín de Lérida, el retablo del Salvador de la colegiata de Berbegal que está en el Museo Diócesano de Lérida y la tabla de San Pedro y la Crucifixión de Peralta ubicada actualmente en el Museo Comarcal de Lérida.

ctv-00j-portada-de-la-antigua-iglesia-de-el-tormillo

Iglesia de El Tormillo / GOBIERNO DE ARAGÓN


Aquí el conflicto surgió en 1956 cuando las parroquías de Berbegal y Peralta de Alcofea pasaron a pertenecer a la Diócesis de Huesca. Hasta ese momento había estado vinculadas a la Diócesis de Lérida. Cataluña se quedó con estas obras de arte antes de que las parroquías pasarán a manos aragonesas. Los Ayuntamientos de Berbegal y Peralta de Alcofea ya han reclamado estos bienes por vía judicial. Desde Lérida argumentan que pagaron 375 pesetas por la portada románica de El Tormillo hace más de un siglo.

LOS CÓDICES Y PERGAMINOS DE RODA DE ISÁBENA

Por último, otro frente abierto con Lérida es el de Roda de Isábena. En este caso no se trata de obras de arte como tal, sino de 44 códices datados en el S.X, más de 1.200 pergaminos y 180 protocolos notariales. Todos ellos pertenecían al archivo de la catedral de Roda de Isábena. Fueron llevados a Lérida en 1864, pero solo en calidad de depósito, no de propiedad.

ctv-bmy-codice-roda-de-isabena

Códice de Roda de Isábena / WIKIPEDIA


Estos documentos históricos se trasladaron ante los continuos robos que estaba sufriendo la catedral oscense. Desde Roda de Isábena se asegura que en ese traslado, hace ya más de 150 años, se expolió lo más valioso que se guardaba en su catedral.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar