Boletín

La fábrica de Ercros en Sabiñánigo mejora su seguridad un 32%

En el conjunto de Ercros, el índice de frecuencia general de accidentes propios se redujo un 34% entre 2017 y 2018

Ercros Sabiñánigo

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:25

La fábrica de Ercros en Sabiñánigo redujo su índice general de frecuencia de accidentes un 32% en 2018 respecto del año anterior. Dicho índice mide los accidentes con y sin baja entre el personal propio y externo por cada millón de horas trabajadas. En el conjunto de Ercros, el índice de frecuencia general de accidentes propios se redujo un 34% entre 2017 y 2018.

El centro de Sabiñánigo, en el que trabajan más de 200 personas y que cumplió en 2018 su centenario, también tuvo un excelente resultado respecto de la calidad de sus productos, de tal forma que su índice de calidad –que mide el número de toneladas de productos afectados por reclamaciones de los clientes sobre el número de toneladas vendidas– mejoró un 27%.

La fábrica de Ercros en Sabiñánigo es la primera productora española de clorato sódico y la primera europea de cloroisocianuratos. El cloro y sus derivados producidos en esta fábrica se obtienen mediante la tecnología de membranas, la más avanzada y respetuosa con el medioambiente.

Recientemente, el centro de Sabiñánigo recibió el premio Pilot 2019, en la categoría de grandes empresas por su excelencia logística, que otorga el Gobierno de Aragón a través del Instituto Aragonés de Fomento.

Ercros está adherida voluntariamente desde 1994 al programa Responsible Care, que tiene por objeto lograr que las empresas químicas –en el desarrollo de su actividad– alcancen mejoras continuas en relación con la seguridad y la protección de la salud de sus trabajadores, la protección de las personas y las instalaciones, el medioambiente, la tutela del producto, la comunicación y transparencia.

Lo más