(Rayo Vallecano Betis) 2-2 (4-2 penaltis): Un FRACASO con mayúsculas

Los de Rubi, echados de la Copa por un segunda división

FOTO RAYO-BETIS

Andrés Ocaña

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:48

El enésimo oprobio del Real Betis Balompié a su afición vuelve a demostrar, una vez más, que el gen ganador se tiene o no se tiene, que la ambición y la mala leche deportiva no está al alcance de todos, por mucho que en la planta noble verdiblanca abominen de estos términos que tanto daño les causan.

Lo del Rayo ha sido un FRACASO con mayúsculas. Un torpedo de mil millones de kilotones al centro de flotación del nuevo proyecto de Ángel Haro y José Miguel López Catalán en el año del tan utilizado de forma inexplicable “crecimiento”. El año post Serra. Sí, sí. El año de los disparates en verano deja al club en pleno enero con una plantilla de precio multimillonario y plagada de jugadores caros y ‘bonitos’ para jugar una sola competición.

Lo de ayer es la consumación del desastre organizativo en la parcela deportiva que es el Betis y una nueva demostración de que los señores que rigen el Betis pierden mucho más que ganan si no van cogidos de la mano por quien todos sabemos. Solo hay que mirar los números.

Además de la foto de salida que hemos contado, la apuesta por Rubi también quedó ayer en entredicho. Los groseros errores del entrenador en la alineación del partido más importante de la temporada lo catapultan de nuevo a la pista de despegue del club. Poner a un portero que es un flan como titular (vaya la gestión de la portería de la dirección deportiva), alienar otra vez fuera de casa a un jugador que aún tiene cuerpo de juvenil como es Diego Lainez, la gestión de los cambios y la tardanza en los mismos y la designación de Tello como tirador del cuarto penalti (tras haber fallado un mano a mano en la prórroga y demostrar que no tenía ni la más mínima confianza en sí mismo durante los minutos que jugó) hacen de Joan Francesc Rubi el ‘señalado’ de la debacle. Y con razón.

Una primera parte de vergüenza, una segunda con cierto grado de mejoría, pero tras encajar el primer gol, una remontada sobre la bocina con Joaquín al rescate y Loren salvando los muebles en la prórroga y otra vez a llorar por otro despiste defensivo de Álex Moreno (cuántos van ya) cuando ya se cantaba la victoria. Un partido impropio, en definitiva de un equipo de superior categoría que volvió a evidenciar el poco carácter y mentalidad de los que saltan al campo por mucho dinero que cuesten en el transfermarkt o el bigdata de turno.

Y sí que la tuvo Tello y la falló, claro. Y, por supuesto que ayer demostró que no está para nada y menos para tirar un penalti donde te la juegas todo. Pero Aleñá también erró otro mano a mano que era definitivo y Nabil Fekir, que ayer otra vez jugó a las tres cartitas tuvo otra idéntica en la segunda parte que también le paró el portero. Que hay que contarlas todas y no solo las que les vienen bien a los dirigentes. El francés volvió ayer a deambular por el campo, a chupar en exceso y a no ser decisivo. Un desastre.

Y lo que más duele es que el entrenador ayer ya no quiso hablar de FRACASO. Evitó la palabra que había utilizado en la previa no sé si por vergüenza (sería lógico) o por falta de la misma (no lo creo porque siempre me ha parecido un tío que se viste por los pies). Ayer, tras el partido, tiró de aquello de ‘sálvese quien pueda’ en vista de la que se le venía encima en vez de asumir sus errores, pedir perdón y llamar a las cosas por su nombre. UN FRACASO CON MAYÚSCULAS.

Ahora, a jugar de domingo a domingo a las dos de la tarde y a ingeniárselas para dejar a Loren, Fekir, Canales, Carvalho o quien toque fuera de la alineación titular. Porque todos no caben y esto puede ser una bomba de relojería.

Bienvenidos al Betis del ‘crecimiento’.

Rayo Vallecano: Morro; Advíncula, Catena, Martín, Luna; Valentín, Montiel (Pozo, m. 83), Trejo (Mario Suárez, m. 90); De Frutos (Andrés Martín, m. 75), Saúl y Ulloa (Álvaro García, m. 96).

Real Betis: Dani Martín; Emerson, Bartra, Feddal, Álex Moreno; Guido Rodríguez (Loren, m. 75), Guardado (Tello, m. 63); Aleñá, Fekir, Lainez (Joaquín, m. 69); y Borja Iglesias (Edgar, m. 90).

Goles: 1-0, m. 46: Catena. 1-1, m. 84: Joaquín. 1-2, m. 98: Loren. 2-2, m. 117: Andrés Martín. PENALTIS: Joaquín – Fallo. Mario Suárez – Gol. Loren – Gol. Pozo – Gol. Aleñá – Gol. Saúl – Gol. Tello – Fallo. Catena – Gol.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Montiel, Aleñá, Valentín, Trejo, Catena, Bartra, Feddal, Mario Suárez, Saúl y Tello.

Lo más

En directo3

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar

TRECE al día

Ver TRECE