Reposo y estiramiento rutinas que deben adoptar los costaleros tras el esfuerzo de cargar un paso

Más vale prevenir que curar. Los expertos recomiendan hábitos sencillos con los que afrontar mejor su tarea y su recuperación.

costalero

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12:52

Para que los hermanos que prefieren cambiar la túnica por el costal afronten el reto de cargar sobre sus cuellos y hombros los pasos de sus cofradías, deben tener en cuenta una serie de recomendaciones que les permitan preparar el cuerpo de manera adecuada y hacer que tolere en las mejores condiciones posibles el esfuerzo.

Los costaleros suelen soportar un peso de entre 25 a 45 kilos debajo de la trabajadera. Es por eso que se les propone realizar ejercicios físicos previos de refuerzo, desarrollo muscular y de potenciación además de protección del tronco para evitar posibles accidentes de la espalda.

Durante la estación de penitencia y en los momentos en los que tienen descanso por los relevos de otros compañeros también es recomendable estirar la musculatura según explica el experto Miguel Villafaina , Jefe de la Unidad de Fisioterapia y Rehabilitación de QuirónSalud Sagrado Corazón .

En algunos casos el reposo y la aplicación local de frío suelen ser suficientes para recuperar las zonas donde reposa la trabajadera y devolverlas a la normalidad. Pero hay ocasiones en las que se pueden producir molestias. Las más habituales son pequeñas contracturas del esfuerzo o dolores. Para aliviarlos y devolver el cuerpo lo antes posible a la normalidad,  Miguel Villafaina apuesta por masajes de descarga muscular y por mejorar la microcirculación en la zona.

Este tipo de servicios se prestan en Sevilla por parte de los profesionales del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía en el Centro de Atención al Costalero. Está ubicado en la Casa de las Sirenas de la Alameda de Hércules y abre sus puertas hasta el Sábado Santo en horario de mañana y tarde.

Lo más