COPE

MOTOR

La fórmula infalible para limpiar el parabrisas de tu coche y que quede perfecto

El parabrisas se puede ensuciar tanto por dentro como por fuera y es necesario mantenerlo en estado óptimo

La fórmula infalible para limpiar el parabrisas de tu coche y que quede perfecto

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:35

Una buena visibilidad al conducir es fundamental para nuestra seguridad y la de nuestros pasajeros. En general esa adecuada visibilidad puede verse mermada por suciedad exterior, insectos que se van pegando en el cristal, polvo o barro.

Eso como norma general pero a veces la suciedad puede tener su origen en el interior y afectar al cristal pero por dentro.

Es decir, el parabrisas, un elemento fundamental para conducir puede acumular suciedad tanto exterior como interior y es necesario mantenerlo en las adecuadas condiciones.

Qué usar para una limpieza perfecta

Las claves para tenerlo perfecto pasan por usar los elementos más adecuados posibles. Es decir, aunque hay quien recurre a papel de periódico para secar de manera perfecta los cristales, lo cierto es que hay otras opciones que pueden servirnos y darnos estupendos resultados.

Una buena alternativa es optar por paños de microfibra. También se puede contar con servilletas y varios paños o trapos.




  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


A partir de ahí el siguiente paso es hacerse con un producto adecuado y específico para limpiar cristales.

Y también es una excelente idea contar con una mezcla, previamente realizada y en la que incluyamos agua y alcohol a partes iguales.


Cómo proceder para obtener los mejores resultados


Una vez que tenemos listos nuestros materiales es el momento de proceder a realizar un buen mantenimiento y limpieza del parabrisas de nuestro coche.

Lo primero es ocuparse del exterior. De esta manera al centrarnos en la parte externa quedará después mucho más visible la suciedad que tengamos en el interior del cristal.

Es momento entonces de dedicarse a la parte interna de la luna del coche.

La mejor manera de limpiar es iniciar el proceso con el paño de microfibra en seco y realizando movimientos circulares. De esta forma eliminaremos el polvo asentado en el cristal.

Después llega el momento de usar la mezcla de agua y alcohol. Mojaremos un paño en ese líquido y con movimientos similares, es decir, circulares limpiaremos todo el cristal.

Volvemos entonces a usar el paño de microfibra pero en esta ocasión para secar todo el interior de nuestra luna. Para que quede seco por completo también podemos recurrir a servilletas.

Una vez concluida esta tarea procederemos a usar el limpiador específico para cristales que logrará aumentar el brillo del parabrisas. Lo extenderemos por todo el cristal y lo secaremos adecuadamente.





De esta forma habremos completado la limpieza interior de nuestro cristal y sólo nos quedarán pequeños retoques en las zonas de difícil acceso como los bordes del salpicadero donde podremos trabajar con una herramienta en la que anudaremos nuestros paños para alcanzar todos los rincones.

Esta misma técnica de limpieza nos servirá para el resto de cristales del coche , es decir, tanto para la luna trasera como para las ventanillas laterales. Así mantendremos alejado el polvo y la suciedad de nuestras lunas aumentando la correcta visibilidad mientras conducimos.



También te puede interesar:


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2