COPE

RECETAS

Palitos caseros de albahaca y ajo, una sencilla receta con la que acompañar tus platos

Estos dos ingredientes son los que le pondrán un toque especial a tu receta de pan a la que, además, puedes darle la forma que más te guste, como la de los piquitos

Audio

MÁLAGA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21 ago 2020

En esta ocasión te presentamos la receta de palitos caseros con un toque de albahaca y ajoque se convertirán en el complemento estrella de todas tus comidas y cenas.

Para empezar, Andrés Bonilla, de elamasadero.com, te indica que introduzcas la albahaca en la masa porque "si la ponemos fuera, la achicharramos, y si la agregamos al final, no aporta tanto sabor" y, además, te aconseja que, con el ajo, "por mucho que nos guste, con moderación". Lo ideal es usar medio diente o, como mucho, uno.

Estos dos ingredientes son los que le darán un toque especial a nuestra receta de pan de esta semana a la que, además, podemos darle la forma que más nos guste, como por ejemplo la de los piquitos. "A nosotros nos gustan un poquito rectangulares y un poquito más grandes que las regañás", nos aconseja el experto en pan.

¿QUÉ NECESITAMOS?

En cuanto a los utensilios, necesitamos: una balanza, un bol, cucharas medidoras, una rasqueta, papel de horno, film transparente, un pincel, un cortador de pizza o un chuchillo afilado y un rodillo.

Los ingredientes que requiere esta receta, además del ajo y del puñado de hojas de albahaca que vamos añadir a la masa, son: 200g de harina panadera, 110g de agua, 10g de aceite de oliva, un poquito más de aceite que reservaremos para pintar nuestros palitos o piquitos, 4g de sal, media cucharada de levadura seca, lo que equivale a unos 2g, y sal gruesa.

PREPARACIÓN

Metemos todos los ingredientes en el bol, excepto el ajo, que "lo dejamos para el final". Amasamos "sin que suponga un gran esfuerzo". Lo que recomienda Andrés Bonilla es hacerlo "un minutito, dejamos reposar cinco, le damos otro amasado de un minuto" y repetir el proceso dos o tres veces.

"Una vez que tengamos la masa lista, tapamos el bol. Según la prisa que tengamos o las ganas de comer", la dejamos reposar en el frigorífico esa la noche o "la dejamos a temperatura una hora y media para terminarlos en un ratín y comerlos el mismo dia".

Palitos caseros de albahaca y ajo, una sencilla receta con la que acompañar tus platos

Pasado el tiempo de reposo, ponemos la masa en la encimera, la estiramos con las manos, la ponemos sobre papel de horno, le ponemos más papel de horno por encima y le pasamos el rodillo, buscando que la masa quede con una altura de un centímetro de grosor.

"Una vez estirada, la pintamos con aceite. Que no quede en charco" pero sí que vamos a echarle una cantidad generosa. Le hacemos los cortes a nuestro gusto y, finalmente, la tapamos con un film.

Dejamos reposar nuestra masa ya cortada una media hora porque "no queremos que fermente mucho". Para terminar, "espolvoreamos el ajo y la sal gruesa" y la metemos al horno.

EL PUNTO DEL COCINADO

Una vez calentado el horno, lo ponemos a 200 grados y metemos nuestros palitos durante 15 o 20 minutos.

La recomendación del experto de El Amasadero es que, durante el horneado, a los 10 minutos, aproximadamente, le eches un vistazo y, si observas que el ajo se está tostando demasiado, bajes la temperatura a 180 grados.

Presta atención a este dato pero intenta que el resultado final quede dorado, que es el punto que buscamos con esta propuesta de pan.

También te puede interesar:

Bazlama turco, una receta de pan casero al más puro estilo mollete

Así puedes preparar crumpets, un pan dulce que no necesita horno

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar