COPE

PROVINCIA

Rocío Martínez, portavoz del PP en Almonte: "Nos sentimos humilladas y traicionadas"

Situación inestable y de desgobierno es la que se respire y vive en Almonte que ha analizado Rocío Martínez, portavoz del PP en el consistorio, en COPE Huelva.

Audio

Alejandro Ramos
@todoloposible

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 14:35

La inestabilidad en la que se encuentra Almonte con un gobierno fragmentado hace que el municipio no goce de la mejor imagen posible a ojos tanto de los propios almonteños como desde el exterior. Salpicado por un caso judicial y con problemas internos denunciados, por ejemplo, por actuaciones contra algunos policías locales, el consistorio comienza un curso político con más problemas que atajar que proyectos que realizar.

Al respecto, Rocío Martínez, portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Almonte, ha atendido a COPE Huelva para analizar, desde su perspectiva y la de su partido, estos últimos episodios vividos en la localidad.

Con motivo del día internacional de la democracia, su partido afea el “cinismo” del equipo de gobierno. ¿Cuáles son los motivos para tildarlo de cinismo?

Nuestra indignación viene provocada por el sexto párrafo de la declaración institucional que el equipo de Gobierno pretende que aprobemos. En ella se habla de que los cargos públicos deben mantener una actitud ejemplar de cara a la ciudadanía.

Como los ciudadanos podrán comprender, no es ejemplo para la ciudadanía un equipo de Gobierno que hace caso omiso de los códigos éticos de sus propios partidos y que no sólo mantiene en el Gobierno, sino que premia con más competencias a quién está procesado por delitos contra el Patrimonio Natural y prevaricación. Castigando y expulsando a tres concejalas, las del PP, que lo único que pedíamos era eso mismo, ejemplaridad.

¿Cuál sería, por tanto, las acciones que debería tener el equipo de gobierno para cumplir esa “responsabilidad y ejemplaridad” democrática”?

Desde el mismo instante en el que la alcaldesa de Almonte apuesta por mantener a un procesado en su cargo y expulsa al grupo municipal del PP del Gobierno, ese equipo de Gobierno se convierte en un Gobierno bajo sospecha.

Cuando un compañero nuestro infringió la normativaanticovid la alcaldesa pidió que dimitiera cuando ya nosotros se la habíamos exigido, siendo consecuentes con nuestro código ético. Abortamos una crisis antes incluso de que comenzara.

Sin embargo, la vara de medir en este caso concreto ha sido diferente. La alcaldesa y su partido pidieron la dimisión del concejal pero luego existieron reuniones a dos bandas entre el PSOE y Mesa de Convergencia que nos han traído hasta esta situación. Es evidente que para cumplir con esa ejemplaridad de la que hablan lo primero que debería hacer es retirar las competencias al concejal socialista procesado o que él mismo dimitiera.

¿Por qué, a sujuicio, han sido expulsadas del equipo de Gobierno?

Me alegro de que me hagas esa pregunta porque entre los argumentos que utilizó la alcaldesa - que cambió varias veces de discurso en esos días -, está el de que las tres concejalas populares hacía 10 días que no cumplíamos con nuestras obligaciones.

Eso es rotundamente falso. Mis compañeras y yo estuvimos trabajando hasta el último momento y prueba de ello es que existen imágenes que demuestran que estuvimos presentes días antes de la expulsión en las labores de extinción del incendio que obligó a evacuar algunas casas del pueblo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El motivo no es otro que el hecho de que la alcaldesa ha puesto por encima de la imagen de la institución y de los intereses del pueblo su permanencia en el cargo durante los dos últimos años de legislatura.

¿Cómo ha evolucionado el desequilibrio gubernamental tras la situación judicial del Asperillo? ¿Cree que se ha enfriado con el paso del tiempo?

Hasta el momento no ha tenido prácticamente incidencia puesto que ya sabemos que el curso político empieza ahora, pero sin duda las tendrá.

En el Partido Popular de Almonte no vamos a olvidar cómo se nos ha intentado humillar anteponiendo los intereses personales a los de la ciudadanía y ya estamos trabajando para hacer valer nuestro peso en la nueva aritmética plenaria.

Algunos miembros del equipo de Gobierno nos han hecho llegar que no están de acuerdo con la medida adoptada y nos han mostrado su intención de iniciar una vía de diálogo. Por lo que se ve, ahora son pocos y están divididos, pero eso a nosotros nos da igual.

Al igual que fuimos ejemplares en el Gobierno lo seremos ahora desde la oposición. A diferencia de lo que han hecho Mesa de Convergencia y PSOE, en el PP vamos a tener altura de miras y vamos a realizar una oposición responsable, eso sí, no exenta de crítica ante dos partidos que no respetan ni siquiera las reglas que ellos mismos se han dado y que con una maniobra que no entiende absolutamente nadie se han puesto en una situación de flagrante minoría, algo a todas luces perjudicial para los intereses de Almonte.

¿Cómo se han sentido durante esas semanas y después de la expulsión?

Si tuviera que utilizar dos palabras que definieran como nos sentimos las tres compañeras que formamos el Grupo Municipal del Partido Popular serían: humilladas y traicionadas.

Humilladas porque el equipo de Gobierno con la alcaldesa a la cabeza, incapaz de dotar de un relato coherente a la expulsión, acudió a argumentos absolutamente falsos poniendo en duda nuestro trabajo.

Traicionadas porque la propia alcaldesa nos prometió que si el concejal socialista no dimitía, terminaría por retirarle las competencias – tal y como pidió su partido días antes en un comunicado -, cosa que no sólo no hizo, sino que se ensañó con quiénes pedíamos que no se manchara la imagen del Ayuntamiento.

Denuncias por parte de la Policía Local, esta situación del señor Espina.. ¿qué futuro le augura al gobierno municipal en este nuevo curso político que ha comenzado?

Sinceramente creo que el horizonte del equipo de Gobierno es bastante negro. Una alcaldesa que tiene una mayoría de 11 concejales y la desprecia por su soberbia, no creemos que sea la persona más capacitada para sostener los equilibrios que necesita un Gobierno en minoría para llegar a acuerdos.

Mesa de Convergencia se ha mimetizado completamente con un PSOE cuya gestión es más que conocida en Almonte, no sólo en la actualidad, sino desde los tiempos de Francisco Bella o Rocío Espinosa.

No hay que olvidar que esta última - gobernando con una mayoría absoluta de facto durante toda una legislatura -, llegó a perder cuatro concejales. En el PSOE nada ha cambiado desde entonces, más bien diría que todo ha ido a peor. Mesa de Convergencia y PSOE expulsando al PP han despojado al Gobierno de cualquier tipo de representatividad: en este momento la oposición representa a un 56% del electorado mientras que el gobierno a un raquítico 35%.

¿Qué repercusión tiene la situación que se ha producido para el prestigio de la institución municipal? ¿Cómo cree que se percibe más allá de Almonte?

Advertimos en su momento que las repercusiones serían nefastas. Mientras el equipo de Gobierno cobije y premie a un concejal procesado, ese gobierno será un Gobierno bajo sospecha, como también estará bajo sospecha el propio Ayto. de Almonte. Este verano ya se ha pronunciado la Policía Local, que pidió a la alcaldesa retirar las competencias de seguridad ciudadana a un concejal que está siendo investigado por la justicia.

Han sido muchas las muestras de apoyo que hemos recibido de vecinos porque más allá de la militancia de los partidos que forman parte del ejecutivo, nadie ha entendido una medida como la adoptada por Rocío del Mar Castellano. De hecho, nos consta que incluso dentro de sus propias filas hay división y hay gente que nos transmite que no comprende cómo se ha podido llegar a esta situación.

Pero más allá de eso, me gustaría decir que el Partido Popular está inmerso en nueva etapa que es a todas luces ilusionante, estamos implementando nuevas fórmulas de trabajo dentro de una nueva estructura y hay muchos ciudadanos que a raíz de esta situación se han acercado para hacernos partícipes de sus necesidades.

Estoy segura de que vamos a seguir siendo determinantes en la vida pública de nuestro municipio, si me apuras, incluso más que antes. Vamos a demostrar a los ciudadanos que pueden seguir confiando en el PP como una herramienta capaz de mejorar su calidad de vida desde el trabajo, la responsabilidad y la ejemplaridad a la que se deben los cargos públicos. Algo de lo que no pueden alardear otros.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar