¿Conoces las leyendas que esconde la Mezquita-Catedral de Córdoba?

Te contamos algunos datos curiosos de la Mezquita-Catedral de Córdoba

Audio

Redacción Córdoba - Inma Cabello de Alba - Fran Durán

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 ene 2020

¿Sabías que en la Mezquita-Catedral hay una columna que huele a azufre? ¿o que hay un cuadro que te garantiza la vida durante las siguientes 24 horas? Son muchas las leyendas y supersticiones en torno al principal tempo de nuestra diócesis. En COPE te contamos algunas de ellas. 

Columna del cautivo

Esta columna tiene una reja que protege la marca de una cruz. Cuenta la leyenda que un joven cristiano que trabajaba en unas huertas se enamoró de una árabe que iba a comprarle flores y frutas. Le pidió que se casara con él y ella le prometió convertirse al cristianismo y acceder a su petición. Sin embargo, la noche que iba a bautizarse, unos soldados la mataron y tiraron su cuerpo al río. Al joven lo capturaron y ataron a una de las columnas de la Mezquita, expuesto a todo el desprecio de la gente. El joven, para no perder su fe durante el cautiverio, creó la cruz con su uña.

Altar del Cautivo

Altar del Santo Cristo de la Uña 

Situado entre las capillas de Nuestra Señora del Rosario y de la Epifanía o Santos Reyes, se encuentra uno de los rincones más peculiares de los muchos que alberga nuestra Catedral. Se trata de la célebre columna del Cautivo, a la que algunos, siendo niños, nos hemos acercado, curiosos, para comprobar si la contigua figura arrodillada del prisionero lloraba cuando se le acercaba una llama a los ojos. Hace unos años, tras ser restaurado, el pequeño relieve fue protegido, para evitar la total destrucción de la imagen; aunque, en honor de la antigua costumbre, se ha mantenido el aspecto del rostro, ennegrecido por el humo. Se da aquí la circunstancia de que, siendo uno de los emplazamientos más reducidos y sencillos de la Catedral fue, en cambio, objeto de gran devoción en los siglos pasados; aunque hoy, lamentablemente, el venerable lugar se haya convertido en una mera curiosidad turística.

Según Rafa Soldevilla, guía turístico oficial de la Junta de Andalucía y el Cabildo Catedral, de la empresa turística Woow, ha contado en COPE la leyenda que esconde. Esta columna está situada en la zona norte del interior de la Santa Iglesia Catedral, donde el suelo empieza a ser de un baldocín de barro cocido, y que corresponde a la época de la ampliación que llevó a cabo Almanzor. En toda la documentación medieval catalogada, no se llega a aludir a la veneración de la imagen de este Santo Cristo, pero durante siglos miles de cordobeses se han acercado a visitarlo bajo la devoción. 

Columna del Infierno

También situada cerca de la columna del cautivo, se encuentra otra columna protegida por una mampara. Cuenta la leyenda que esta columna habría sido tallada en las profundidades del infierno. Por ello, la gente solía rascar la columna con una moneda y se desprendía un fuerte olor a azufre. 

Capilla de San Cristóbal

Hoy dos leyendas entorno a este altar. Una de ellas dice que durante el siglo XIV se hizo popular la creencia de que si se miraba a este santo, no moriría durante las siguientes 24 horas. Esto provocó que numerosos obispos aprovecharan la superstición para colocar en sus catedrales una enorme pintura del santo.

La segunda cuenta que las casaderas que quisiesen encontrar marido pronto, debían examinar la pintura en busca de una pequeña virgen. Si no tenían suerte, siempre podían salir a la fuente del patio y beber por uno de sus caños. 

San Cristóbal

Lo más

En directo2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar

Deportes COPE

Con José Luis Corrochano

Escuchar