COPE

COPE Andalucía

Los dulces de Medina Sidonia, protagonistas en La Tarde de Andalucía

Conoce la Fería del Dulce y del Pan que se celebra en la localidad gaditana

Audio

Fernando Crespo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:13

Les proponemos descubrir esta trimilenaria ciudad infinita, conociendo su vinculación muy antigua con la repostería. Estos días en Medina Sidonia se celebra una feria dedicada al dulce y el pan, podrán descubrir productos como los amarguillos, tortas pardas o sus muy reconocido Alfajores.

Medina Sidonia, con una población que supera por poco los 11.700 habitantes, está situada en el centro de la provincia de Cádiz. Pertenece a la comarca de la Janda de la que es su capital. Se encuentra a una altitud de 337metros y a 45 kilómetros de la ciudad de Cádiz. Medina Sidonia, está declarada Conjunto Histórico – Artístico.

La montaña sobre la que se ubica se llama el Cerro del Castillo, y constituye la mayor elevación de todo el tercio occidental de la provincia, desde las últimas estribaciones de la Sierra, hasta la línea costera atlántica, lo que le permite ser divisada desde una parte importante de la provincia, ofreciendo, a la vez, la extraordinaria panorámica de la superficie provincial. La ciudad se orienta hacia la Bahía de Cádiz, motivo por el cual se la conoce como el Balcón de la Bahía.

Una pequeña parte del término municipal asidonense pertenece al Parque natural de Los Alcornocales, una de las áreas más preciadas en cuanto a riqueza natural y paisajística de toda Andalucía. El término municipal acoge además gran parte del recorrido del conocido como Corredor verde de las dos Bahías, vía verde que une la Bahía de Cádiz y la Bahía de Algeciras.

Medina Sidonia es, hoy por hoy y desde tiempo inmemorial, un referente en repostería. Hoy día la fama de la repostería asidonese y de los dulces de Medina es tal, que va más allá de los límites de la provincia e incluso de Andalucía. El aroma que generan continuamente sus obradores se extiende por toda la población, donde esta tradición artesana, mantenida celosamente desde la época árabe, obliga siempre a los visitantes a adquirir exquisitos pasteles y dulces.

Existe una diversidad de productos, desvinculados totalmente de cualquier época del año, si exceptuamos los mantecados y polvorones propios de Navidad.

La tradición árabe

Pueden degustarse en todo tiempo las exquisitas Tortas Pardas (canastilla de pasta de almendras rellenas de cabello de ángel), los deliciosos Amarguillos (mazapán a base de almendra, almendra amarga, azúcar), Piñonates, Yemas, Pastas, así como el famoso dulce asidonese por excelencia, el Alfajor.

Dulce de tradición árabe, con muchos siglos de historia y con una receta que se ha transmitido de generación en generación. Se le llamaba originalmente, y todavía se le sigue llamando, “alajú”, que procede del término árabe 'al-hasú' (relleno).

Posee un color tostado al corte, con un aroma ligeramente especiado y un sabor que recuerda a frutos secos y miel, resultando muy equilibrado en el paladar. Tiene forma de canutillo y se presenta en piezas individuales envueltas en papel. Los hay de diferentes pesos y tamaños, desde piezas de 40 gr. hasta barras de 1 kg.

Se puede consumir en cualquier época del año, no necesariamente en la época navideña.

Sus ingredientes, totalmente naturales, son: miel pura de abeja, almendras, avellanas, harina, pan rallado y especias (cilantro, clavo, matalahúva, ajonjolí y canela).

Su elaboración es totalmente artesanal y se sigue aplicando la misma receta que en la época árabe. Tras calentar la miel, se mezcla con el resto de ingredientes, se corta la masa en caliente, se deja enfriar y se moldea con su forma cilíndrica y alargada, característica de este alfajor. Por último, se pasan las piezas por un almíbar, se cubren de azúcar y un poco de canela en polvo, y se procede al liado y envasado de cada unidad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar