Carretera y Pueblo

Mojácar, el pueblo de Walt Disney

Cogemos carretera y manta para llegar a un símbolo de Andalucía; cuna del Indalo y tierra que habría visto nacer a Walt Disney.

COPE Andalucía

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:13

“Aquí nació Walt Disney”. Y ese aquí es un pueblo de casitas blancas en el corazón de Almería. Después de unos cuantos kilómetros paramos en Mojácar para conocer qué hay de cierto y qué de leyenda en esta frase. 

Carmen García Campoy es la directora de la Oficina de Turismo de Mojácar: “en los años 40 llegaron a Mojácar dos hombres muy trajeados preguntando al cura, al jefe de correos y al maestro por José Guirao Zamora, conocido en su país como Walt Disney”. Descubrieron entonces que Walt Disney era el hijo de Isabel Zamora, quien emigró a América a principios del siglo XX con su hijo pequeño. Llegó enferma y lo entregó en adopción a la familia Disney. Cuando él quiso casarse buscaron la partida de nacimiento. Es cierto que no encontraron ningún documento pero en el sentir de los mojaqueros perdura muy viva esta creencia.

Carmen continúa dando razones: “cuando cayó la bomba de Palomares, un periodista americano vino y dijo al alcalde que había conocido a Walt Disney y le había dicho que era de un pueblo almeriense y su madre se llamaba Isabel. Todo encaja.”

Si Walt Disney es o no mojaquero, poco importa cuando llegamos a conjunto de casa blancas que cuenta con la Certificación de Pueblos Más Bonitos de España. Entre miradores que dominan el valle, descubrimos algunos lugares secretos. El mirador del Castillo es uno de ellos. Carmen sonríe: “no busquen el castillo porque no lo hay. Lo llaman así porque está muy alto. En un día claro, vemos incluso el peñón de Águilas. Es un planazo subir con los niños. Cuando les cuentas que aquello que vemos frente a nosotros es África, se quedan muy sorprendidos”.

EL ARCOIRIS EN TUS BRAZOS

Hablar de Mojácar es hablar del Indalo, símbolo de los almerienses y la buena suerte. Antiguamente, cuando las mujeres terminaban de encalar las fachadas de las casas, lo pintaban para quitar el mal de ojo. A finales de los 60 un grupo de pintores bautizaron con el nombre de Indalo a este muñeco majaquero. En el lenguaje íbero, Indalo significa Mensajero de Dioses. Representa un hombre con un arcoíris en sus brazos y es el símbolo de Almería. Tanto es así que cuando te compras un coche o tienes un niño, te regalan un Indalo para que te dé suerte.

Hay muchas cosas que ver en este rincón. Como la iglesia Santa Maria, construida sobre la antigua mezquita. O la Puerta de la Ciudad y la plaza del parterre, situada sobre un antiguo cementerio árabe. Por supuesto, ya que hemos llegado hasta aquí hay que visitar la del Torreón, donde se pagaban los impuestos de aduana.

UNA PIRÁMIDE DE NATA Y CASAS BLANCAS

Nos quedamos perplejos cuando vemos desde la carretera una montaña y un pueblo de casitas blancas. A lo lejos parece una pirámide. Una tarta de casitas de nata. El coche lo dejamos en el aparcamiento y cogemos el ascensor que nos lleva a ese entramado de calles pequeñas, flores en los balcones, veladores y vistas al Mediterráneo.

Y así recorremos los hasta 17 kilómetros de playas para disfrutar todo el año. Entre ellas, Ventanicas. Se trata de una zona algo escondida, como el resto de estas playas protegidas de origen volcánico. Y en su paseo, Carmen nos lo dela claro: “hay que visitar la torre del Pirulico, una antigua torre nazarí vigía y disfrutar de estas playas”. 

En este rincón un pintor dibuja su rincón favorito. En aquel otro, dos turistas hacen una foto. Y antes de volver a coger carretera y manta, nos detenemos en uno de los chiringuitos de Mojácar. Toca disfrutar de sus sabores. La huerta de Europa presume de producto. Entre ensaladas de tomates, pescados frescos y un arroz de marisco, una cerveza Glamour. Bien fría. Por el Indalo y por Walt Disney.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar